Arthur Ashe reconoce que tiene el sida

Arthur Ashe, el primer y único tenista negro que ha ganado el torneo de Wimbledon, reconoció ayer en Nueva York que tiene el sida. Ashe, de 48 años de edad, declaró que había adquirido el virus durante una operación quirúrgica a corazón abierto que le fue practicada en 1983 y que la enfermedad inició su desarrollo en 1988. El anuncio de Ashe se produjo cinco meses después de que otra gran figura del deporte americano, el jugador de baloncesto Magic Johnson, anunciara que era portador del HIV y se viera obligado a dar por terminada su exitosa carrera profesional.

Más información

Ashe confesó que conoció su infección precisamente en 1988 durante una biopsia de cerebro que le fue practicada para determinar la causa de unos problemas de articulación en su mano derecha. "Los médicos detectaron entonces la presencia de toxoplasmosis, una de las marcas del sida", dijo el propio Ashe en una conferencia de Prensa.El tenista señaló que su mujer y su hija Cameron han dado negativo en los controles de HIV y que ha decidido hacer pública su enfermedad "para salir al paso de las preguntas que me estaban llegando desde a las redacciones de los periódicos. Siento mucho verme obligado a divulgarlo", dijo. El tenista, que se emocionó y tuvo que detener momentáneamente su parlamento cuando se refirió a su hija, dijo que quiere continuar trabajando en el mundo del tenis si el público le deja. "No estoy enfermo y quiero seguir con mi vida", declaró.

Expectativas de vida

Durante la rueda de Prensa en la que hizo pública su situación, Ashe contó con la presencia del alcalde de Nueva York, David Dinkins. El presidente George Bush también expresó su apoyo al deportista telefónicamente. Ashe no se refirió en ningún momento a sus expectativas de vida, aunque según las estadísticas está en los límites de mayor peligro. El ex tenista, un mito entre la población negra norteamericana, adquirió el HIV en 1983, hace nueve años, en la segunda operación que sufrió de corazón.

El tenista, que ha dirigido el también el equipo americano de Copa Davis, recordó ayer su oposición al apartheid en Suráfrica y apoyo a los gritos de igualdad deportiva en EEUU. "Ahora voy ha intentar ayudar a Magic en su lucha contra esta enfermedad con el mismo interés que luché en el pasado por otras causas", dijo.

La noticia de la enfermedad del tenista causó. ayer un fuerte impacto en el mundo deportivo y en la sociedad americana. Se trata de un nuevo caso que demuestra el dramatismo de esta enfermedad cuyos tentáculos pueden alcanzar a cualquiera. El alcalde de Nueva York destacó la indiscriminada acción del virus y reclamó que los afectados por el sida no se vieran por esa misma razón "discriminados socialmente".

. En 1979 Ashe sufrió un infarto y en septiembre de ese año superó una terrible operación a corazón abierto considerada en su momento como un prodigio quirúrgico. Cuatro, años más tarde fue sometido a una nueva operación para serle implantado un by-pass. Nadie se preocupó en saber si la sangre utilizada en las transfusiones tenía el HIV. Nadie se imaginaba entonces que una transfusión iba a ser más peligrosa que una operación a vida o muerte.

El prestigio de Ashe le permitió ocupar tras su retirada consultorías deportivas para la AMF-Head y Le Coq Sportif, escribir libros y protagonizar vídeos educativos. Ahora, es comentarista de tenis en la cadena de cable Home Box Offire, de la compañía Time-Warner.

Además de Arthur Ashe y Magic Johnson el único deportista profesional norteamericano que ha sufrido la embestida de la enfermedad fue Jerry Smith, jugador de fútbol de los Redskins de Washington, fallecido en 1986. Otros personajes famosos fallecidos en Estados Unidos en diversos sectores han sido el actor Rock Hudson (1985), el cantante Liberace (1987), el diseñador Perry Ellis(1986), el creador de A Chrous Line, Michael Bennett, el artista Keith Haring (1990) o el fotógrafo Robert Mapplethorpe (1989).

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de abril de 1992.

Lo más visto en...

Top 50