Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Jane Fonda

parece dispuesta a saltar una nueva barrera en su vida y tener un bebé, a pesar de esos 54 años de edad que en teoría imposibilitan a cualquier mujer para acceder a la matemidad. Al parecer, la voluntariosa actriz y reina del aerobic y su nuevo marido, Ted Turner, de 53 años, están dispuestos a agotar las posibilidades de la tecnología reproductíva para cumplir su deseo de ser de nuevo padres. Según han recogido algunos medios italianos, la actriz ha telefoneado a la clínica romana del ginecólogo italiano Severino Antinori, conocido por obrar el milagro del embarazo en algunas mujeres menopáusicas. Jane Fonda, en todo caso, tiene ya dos hijos,, Vanessa Vadim, de 23 años, y Troy Hayden, de 19. Su marido, Ted Turner, tiene también otros cinco, el mayor de ellos, de 28 años. Sin embargo, los nuevos esposos, que contrajeron matrimonio el pasado 21 de diciembre, se sienten todavía jóvenes y esbeltos y no dan demasiada importancia al detalle de ser cincuentones. El método del doctor Antinori, cuya tasa de éxito oscila en tomo al 30%, no contiene misterios: consiste en fecundar el óvulo de una mujer más joven con el esperma del marido e implantar el embrión en el útero de la futura madre, que debe tomar durante dos meses las hormonas necesarias para mantener el embarazo. El resto es dejar hacer a la naturaleza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de abril de 1992