Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Vargas ve lobos con "piel de cordero" en muchos críticos a la 'mili'

El ministro de Defensa, Julián García Vargas, dijo ayer en el Congreso que "algunos de los que son más críticos con la seguridad del servicio militar no lo son inocentemente y forman parte del naufragio de la extrema izquierda". Tras expresar su "profundo respeto por los que son realmente objetores de conciencia", agregó que "ciertas organizaciones que se presentan con piel de cordero tienen un claro contenido político".El ministro citó concretamente a Izquierda Alternativa, nacida de la fusión de la Liga Comunista Revolucionaria y el Movimiento Comunista, y a la Oricina del Defensor del Soldado, entre las organizaciones que, en su opinión, utilizan en provecho propio el rechazo de los jóvenes hacia -el reclutamiento forzoso.

García Vargas recordó que con frecuencia se critican la jerarquización y disciplina de las Fuerzas Armadas. A su juicio, esta crítica no debe formularse al Ejército, sino a la sociedad, y apostilló: "Mal servicio hacemos a los jóvenes si su primer encuentro con un mundo jerarquizado se da en la mili".

Tras admitir que, efectivamente, se produce "un encuentro abrupto con un mundo jerarquizado cuando se llega al servicio militar", el ministro lamentó la pérdida de los conceptos de disciplina y jerarquía en el sistema educativo y llamó a "reflexionar sobre lo que sucede en la familia" y en la escuela. "Las Fuerzas Armadas", agregó, "suponen la pervivencia en nuestra sociedad de ciertos valores que son esenciales para cualquier colectivo".

Accidentes militares

García Vargas aseguró también que el servicio militar "no es una actividad de riesgo" y que el índice de fallecimientos en la mili (0,87 por 10.000) es equivalente al del mismo segmento de edad en la vida civil. "En el servicio militar se dan las patologías sociales e individuales que existen en la sociedad", agregó, para subrayar que "las novatadas son un reflejo de la violencia que hay en la sociedad civil..

La principal causa de muerte entre los menores de 35 años son los accidentes de motocicleta, dijo el ministro, y no por ello se plantea nadie prohibir a los jóvenes la conducción de motos, mientras que sí se propone la supresión del servicio militar obligatorio utilizando los accidentes militares como argumento.

Finalmente, reveló que el 9% de los soldados debe ser sometidos a nuevas pruebas psicológicas tras el test inicial, mientras que un 2% es objeto de especial seguimiento durante la mil¡ por desequilibrios psíquicos, y entre el 0,5% y el 0,8% son remitidos directamente a los servicios psiquiátricos de los hospitales militares. Pese a ello, advirtió, "no hay ningún test que detecte de manera cierta a un suicida".

El diputado del Partido Popular José María Escuín se mostró satisfecho con las palabras del ministro, a pesar de que éste no contestó las tres preguntas sobre fallecimientos de soldados que le había formulado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de marzo de 1992