Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mendoza destituye a Antic por sorpresa

Radomir Antic apenas dispuso de tiempo para festejar el título oficioso de campeón de invierno como entrenador del Real Madrid. Anoche, apenas 24 horas después de cruzar el ecuador de la Liga como líder de la clasificación, la junta directiva del club, presidida por Ramón Mendoza, decidió destituir a Antic de su cargo. Leo Beenhakker, que ejercía las funciones de manager desde que fue fichado a finales del pasado mes de septiembre, se hará cargo del equipo a partir de mañana. El penoso espectáculo ofrecido por el equipo el domingo ante el Tenerife y la crisis de resultados de las últimas semanas provocaron que Mendoza, apoyado por sus directivos, tomase una decisión que ya estuvo a punto de ejecutar al principio de la temporada.

Mendoza ya mostró su enfado con el juego del Real Madrid inmediatamente después de ganar al Tenerife. "El Tenerife me ha gustado más que el Madrid", dijo Mendoza, visiblemente molesto tras las protestas del público, que llegó a dirigirse de forma airada hacia el palco.Luego, Mendoza mantuvo una reunión con Antic, pero las explicaciones del técnico serbio no le convencieron. El Madrid acababa de proclamarse campeón de invierno, pero la enorme ventaja que llegó a tener sobre el Barcelona, ocho puntos, se había quedado tan sólo en tres. Además, el juego del Barcelona iba subiendo de calidad en las últimas semanas al mismo ritmo que bajaba el del Madrid. Incluso el propio Butragueño llegó a decir que "el Barcelona es el mejor equipo del mundo en el juego ofensivo".

Ayer, Mendoza decidió entrar en acción. Por la mañana, mantuvo una reunión con el manager Leo Beenhakker, el director de fútbol Ramón Martínez, y el gerente Manuel Fernández Trigo. En la reunión, Mendoza sondeó la opinión de sus asesores decidió acelerar los acontecimientos. Posteriormente acudió a una comida con los jugadores y Antic, pero no dejó entrever que ya había tomado una decisión en firme.

Decisión en la junta

Los hechos se concretaron por la noche. En la junta directiva, Ramón Mendoza defendió la necesidad de destituir a Antic. Criticó la escasa brillantez del juego, la mala utilización de los recursos de la plantilla, y la falta de respuesta ante el bache de las últimas semanas. Mendoza consiguió el apoyo de todos los directivos, y se decidió que fuese Ramón Martínez quien comunicase a Antic su destitución, aunque de forma personal, a la espera de que hoy se oficializase la situación con una reunión con el gerente Fernández Trigo.

Antic recibió la llamada de Ramón Martínez alrededor de las 21.30. Ramón Martínez le ofreció seguir vinculado al club en un cargo técnico, pero el entrenador serbio, que tenía contrato hasta el final de la temporada, rechazó la oferta. Sin embargo, Antic se negó a realizar declaraciones hasta que algún dirigente del club se lo comunicase oficialmente. Privadamente, Antic dijo estar "muy sorprendido". "No entiendo nada", añadió. Con él, en su domicilio, estaba Robert Prosinecki, el centrocampista croata que se recupera de una lesión, junto al padre y a un hermano del jugador.

Situación extraña

Los jugadores reaccionaron con sorpresa. Luis Milla dijo: "No me lo esperaba. Me he quedado frío. Estábamos trabajando a gusto con él. La temporada iba bien. El asunto es un poco raro".

El rumano Hagi, uno de los más unidos a Antic, al que dedicó el gol desde 45 metros que consiguió ante Osasuna, apareció muy afectado: "Me encontraba muy a gusto con él. Es extraño que esto, suceda, sobre todo cuando vamos primeros en la Liga". "No sé qué decir", dijo Alfonso, "es una cosa muy fuerte". Villarroya dijo que prefería meditar antes de valorar la situación, mientras que Aldana explicó que "Antic ha estado muy presionado en las últimas semanas". Prosinecki y Rocha no quisieron proriunciarse.

Cuarto técnico en dos años

El recambio inmediato será Leo Beenhakker, que ya fue técnico del club durante tres temporadas. Beenhakker se convierte en el cuarto entrenador del Madrid en las dos últimas temporadas, después de John Toshack, que precisamerite le sustituyó a él, Alfredo di Stéfano, y Antic.

Mendoza fichó a Beenhakker, que era entrenador del Ajax, a finales del pasado mes de septiembre, cuando sus diferencias con Antic, que nacieron en el trofeo Teresa Herrera, ya eran patentes. Mendoza presentó entonces a Beenhakker como un manager que podía ser "un recambio transitorio de confianza, siempre que sea necesario", saliendo al paso de las primeras declaraciones del técnico en Holanda en las que llegó a decir que había fichado para ejercer las funciones de entrenador del club.

En círculos privados, Beenhakker había criticado muy duramente el juego del Real Madrid en las últimas semanas, aunque públicamente nunca ha emitido ningún juicio sobre el trabajo de Antic.

Varios jugadores también habían mostrado su oposición a algunos planteamientos tácticos de Antic, críticas que incluso le expresaron personalmente en una reunión de 35 minutos que plantilla y técnico mantuvieron ayer, la más dura desde la llegada del técnico serbio. En esa misma reunión, Antic recriminó a los jugadores su falta de concentración y escasa fe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de enero de 1992

Más información

  • Beenhakker se hará cargo del equipo cuatro meses después de su fichaje