Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA asesina en Valencia de un tiro en la nuca al consejero de Estado Manuel Broseta

José Luis Urrusolo Sistiaga e Idoia López Riaño, miembros del comando itinerante de ETA, son los presuntos asesinos del catedrático Manuel Broseta, secretario de Estado para las Comunidades Autónomas entre 1980 y 1982 con UCD y actualmente miembro del Consejo de Estado. El asesinato se produjo a las 10.20 en la avenida de Blasco Ibáñez de Valencia, frente a la Facultad de Derecho, donde la víctima acababa de impartir una clase. Broseta pertenecía a los consejos de administración de Autopistas del Mare Nostrum (Aumar) y de Dragados, entre otros. Los etarras pusieron una trampa explosiva en el vehículo en que huyeron y dejaron abandonado. Su estallido hirió de levedad en el brazo a un policía.

El atentado ocurrió cuando Manuel Broseta cruzaba los jardines de la avenida de Blasco Ibáñez. Dos personas, un hombre y una mujer morenos, se le acercaron y ordenaron a una joven rubia que caminaba detrás de él que se echase al suelo. "Esto no va contigo", le gritaron, según informó la propia joven, estudiante, a la que la policía impidió hacer más declaraciones. "No digas nada", le espetó un agente.Broseta recibió un disparo en la nuca, efectuado con un arma corta, que le causó la muerte instantánea. La víctima, ataviada con un abrigo verde y pantalón beis, quedó tendida en el suelo en medio de un enorme charco de sangre. Nada más producirse el atentado, fuerzas policiales acordonaron la zona. Inspectores de la brigada de información y del gabinete científico inspeccionaron el lugar en busca de restos que permitieran identificar el arma utilizada por los terroristas. Fuentes policiales desconocían por la tarde si se había utilizado una pistola o un revólver.

En el escenario del crimen, la policía sólo encontró un cuchillo manchado de pintura (en principio se pensó que era sangre), pero este arma, no fue utilizada contra Broseta, cuyo cadáver sólo presentaba un impacto de bala, con orificio de entrada por la nuca y salida por la frente, se gún el juez Victorino Olarte.

La identificación de la víctima, de gran proyección pública en Valencia, se demoró durante casi media hora. El decano de la Facultad de Económicas, Ángel Ortí, uno de los primeros en llegar al lugar del atentado, declaró: "Estoy conmocionado. Le conozco desde hace tiempo y al principio no he podido reconocerle porque tiene la cara completamente manchada de sangre". Los dos terroristas huyeron en un Volkswagen Polo de color rojo con matrícula V-8961-CG, que resultó ser falsa. El coche fue abandonado en el cruce entre la avenida de Aragón y la calle de Amadeo de Saboya -a unos 500 metros del lugar del atentado-, donde fue hallado a las 12.10.

Artificieros de la policía inspeccionaron el vehículo en previsión de que contuviera explosivos. Cuando se disponían a explosionarlo de forma controlada, el coche estalló y causó heridas de poca gravedad en el brazo del agente José Vicente Marcos.

Tras abandonar el Volkswagen, los terroristas huyeron en otro automóvil, también rojo, según los testigos, en dirección a la autopista que une Valencia y Barcelona, muy cercana al lugar de los hechos. En la misma zona fue asesinado el pasado año por ETA José Edmundo Casañ, delegado regional de Ferrovial, empresa, que optó a la construcción de la autovía de Leizarán.

Conmoción

Broseta se retiró de la política tras la desintegración de UCD. El pasado año rechazó una oferta para encabezar la candidatura del PP al Ayuntamiento de Valencia. La formación conservadora negociaba de nuevo con Broseta para que éste se presentara como, candidato a la presidencia de la Generalitat Valenciana en 1995, según informó ayer el senador del PP José Miguel Ortí Bordás.

En el momento del atentado, Broseta se dirigía a la sede del Banco de Valencia, dónde, en calidad de consejero, debía participar en una sesión de trabajo.

Alumnos de Derecho colocaron flores en el sitio donde cayó la víctima. El Senado guardó un minuto de silencio por Broseta, senador entre 1979 y 1982. El Consejo de Estado convocó ayer a su comisión permanente. Por su parte, el Ayuntamiento de Valencia y el Gobierno autónomo han convocado a todos los ciudadanos de la región a guardar un minuto de silencio a las 10.30 de hoy en protesta por el asesinato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de enero de 1992

Más información

  • Los terroristas, pusieron una trampa explosiva en el vehículo en que huyeron