Fotonoticia:

Salvado del fuego... y del frío

Lisa Sutton arroja una manta al bombero Ernie Butler para que proteja a su hijo Nicholas, de tres años, del frío que cubría de estalactitas los tejados de Oneida (Nueva York). Un incendio que se desató el viernes en un edificio de apartamentos obligó a 40 inquilinos a abandonar precipitadamente sus hogares, entre ellos Lisa y su pequeño hijo, que fueron puéstos a salvo. La madre estaba más preocupada por el cuerpo desnudo de Nicholas en medio del gélido ambiente exterior que por las llamas que crecían a su espalda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de diciembre de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50