Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro japonés de Finanzas dimite fórmalmente tras la reunión del G7

El ministro de Finanzas japonés, Ryutaro Hashimoto, dimitió ayer formalmente tras informar al primer ministro Toshiki Kaifu sobre la reunión mantenida en Bangkok por los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del Grupo de los Siete. Seriamente afectado por el escándalo de las sociedades de valores, Hashimoto había dimitido días antes del encuentro de Thailandia, pero Kaifu le pidió aguardar hasta el fin de la reunión

El titular nipón de Finanzas, que fue considerado como uno de los aspirantes con más posibilidades a la sucesión de Kaifu, ha debido posponer sus ambiciones políticas al quedar marcado por la actuación de su antiguo secretario, que se lucró actuando como intermediario en la fraudulenta tramitación de millonarios préstamos del Banco FuJi.Ryutaro Hashimoto goza todavía de una importante popularidad y, contrariamante al caso del jefe de Gobierno, mantiene el apoyo- de la facción de Noburu Takeshita, la más importante del partido en el poder y fuerza determinante en las nominaciones presidenciales.

El ministro de Hacienda, cuya última contribución política fue la preparación de una nueva Ley de Cambio y Bolsa que quedó aprobada el mismo día del anuncio de su dimisión, declaró ayer en una conferencia de prensa que el articulado que regulará la actividad de los bancos bursátiles tiene como principal objetivo prevenir crisis como la que hace tres meses destapó el corrupto funcionamiento de varios bancos y de las principales securities niponas, que compensaron con más de 220.000 millones de dólares a la Mafia y a clientes distinguidos que habían perdido grandes sumas en el desplome de la Bolsa de Tokio de 1990. Se trata, dijo Hashimoto, de que la confianza en los mercados quede restablecedida lo antes posible.

[Pocos días antes de cesar en su cargo, Hashimoto penalizó con carácter inmediato a los cuatro mayores bancos bursátiles de Japón -Nomura, Nikko, Dalwa y Yamalchi- con el cierre a las transacciones con el público hasta seis semanas. Hashimoto, que accedió al puesto en agosto de 1989, ha sido el artífice de impuesto sobre el valor del terreno y la limitación de préstamos a las inmobiliarias para frenar la escalada de precios del suelo tras cinco años de alzas incontroladas de hasta el 300%]

No está prevista la sustitución del ministro dimisionario y sus funciones al frente de la influyente cartera serán asumidas por el propio presidente del Gobierno debido a la proximidad de las elecciones del partido liberal. El día 27, esta formación elige su nuevo presidente, después del derribo de Kaifu en las intrigas palaciegas para abortar un segundo mandato que siguieron a sus proyectos de reforma. Tres días después cesa el Gabinete en pleno. El nuevo presidente del partido se convertirá automáticamente en primer ministro al disfrutar los liberales de una cómoda mayoría parlamentaria desde el año 1955.

Futuro presidente

El veterano Kilchi Mlyazawa, miembro de numerosas comisiones económicas niponas de alto nivel en el pasado, se ha erigido en el virtual ganador de los comicios internos y futuro presidente de Gobierno al tener el respaldo mayoritario del partido.A pesar de sus primeras declaraciones, pocos confían en que su ministro de Hacienda sea más audaz que Hashimoto en la reforma y aplicación de los controles que regularán un sistema financiero y bancario con gran poder en la política y en sus profesionales.

[Ryutaro Hashimoto abandona la cartera de Finanzas en un momento difícil para la economía nipona. Durante el primer semestre del año fiscal se ha producido un número récord de bancarrotas empresariales. En concreto, y según la institución de investigación empresarial "Teikoku Data", las quiebras, por un importe de 3,18 billones de yenes (unos 28. 283 millones de dólares), alcanzaron la cifra de 5.244, un 28,3% más que en el mismo periodo de 1990.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de octubre de 1991

Más información

  • El presidente Toshiki Kaifu asume la responsabilidad del departamento