_
_
_
_

Arantxa Sánchez Vicario,

ganadora de Roland Garros en 1989, manifestó a la revista La Esfera: "Voy a misa todos los domingos, tanto si estoy en España como en el extranjero, y rezo todas las noches antes de irme a dormir. A veces también le pido a Dios que me eche una mano en los partidos. Hablo muchísimo con él y noto que me comprende y me ayuda".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_