Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rojas Marcos rechaza un pacto con el PP porque sería "el abrazo de la muerte"

El candidato andalucista a la alcaldía de Sevilla, Alejandro Rojas Marcos, rechazó ayer un pacto global de gobierno con el Partido Popular (PP) para arrebatar a los socialistas el Ayuntamiento sevillano y reiteró que un acuerdo con los populares sólo sería posible una vez que sea elegido alcalde. Los andalucistas, que durante ocho años han sufrido los efectivos negativos del pacto con UCD para desbloquear el proceso autonómico, creen que un acuerdo con el PP sería "el abrazo de la muerte".

La experiencia negativa en materia de pactos acumulada por Rojas Marcos durante su trayectoria política ha sido lo que ha pesado más a la hora de desestimar un pacto global con la candidata popular, Soledad Becerril. En un tono solemne Rojas Marcos aseguró: "No es lo mismo pactar por Sevilla cuando sea alcalde, que pactar por un puñado de votos para ser alcalde. Sevilla no me lo perdonaría, ni a mí ni al Partido Andalucista". En otro momento señaló: "Bajo ningún concepto puedo traicionar a los electores".El dirigente sevillano especificó que la propuesta de Soledad Becerril para acometer acciones urgentes en la ciudad en asuntos como la inseguridad ciudadana, la droga o el transporte pueden realizarse tanto "desde el gobierno municipal o desde la oposición". El PSOE obtuvo en las pasadas elecciones municipales 12 concejales; nueve el PA; ocho el PP; y dos Izquierda Unida.

Para Rojas Marcos, la propuesta del PP -o pacto global o nada- está dirigida no tanto al Partido Andalucista como a "su propia galería, tratando de encubrir la posibilidad de ceder la alcaldía al PSOE". El andalucista dijo que el PSOE estaba presionando tanto a los populares como a su partido para que el alcalde de Sevilla sea el candidato socialista, Luis Yáñez, aunque se negó en redondo a puntualizar en qué consistían esas presiones: "El PSOE está dispuesto a darle al PP en compensación lo que quieran para que se voten ellos mismos".

Yáñez, perdido

Como si de un partido de tenis se trata, Rojas Marcos intentó ayer transferir la responsabilidad de la elección del alcalde de Sevilla a Soledad Becerril, en una partida muy similar a la jugada por ésta el pasado sábado. "Son los votos del PP los que decidirán quién es el alcalde", dijo ayer Rojas Marcos. "Si el Partido Andalucista no acepta nuestra propuesta será el responsable de que Yáñez salga alcalde", comentó la ex ministra.Becerril dijo que ayer que replicará al candidato andalucista en las próximas 48 horas, mientras que el candidato del PSOE, Luis Yáñez, no ha abierto la boca desde la noche electoral. Yáñez ha estado todo el fin de semana en Madrid descansando.

Otro de los asuntos sobre los que Rojas Marcos se negó a comentar fue sobre la crisis abierta en el PA por el presidente del partido y alcalde de Jerez, Pedro Pacheco. Este se opuso el pasado martes a un pacto global con el PP y comentó que Yáñez debía ser el alcalde de Sevilla ya que encabezaba la lista más votada.

Al día siguiente de producirse estas declaraciones, Pacheco fue convocado a un reunión en el comité de presidencia de su partido, un órgano que aunque formalmente no tiene poder ejecutivo, es de hecho la máxima instancia de los andalucistas. Según fuentes del PA, el polémico alcalde de Jerez se comprometió a guardar silencio, promesa que rompió a las pocas horas.

"Éramos el partido triunfador de las elecciones y en menos de 24 horas, Pacheco ha montado una crisis", comentó un portavoz andalucista, que precisó que la postura de Rojas Marcos fortalecía al comité nacional del partido. "Yo no soy independiente, porque estoy sometido a la disciplina del partido y no puedo hacer lo que quiera. Mi palabra como presidente de honor del PA es absolutamente irrelevante: la única relevante es la de la dirección del partido".

[Por otra parte, el presidente nacional del PP, José María Aznar, anunció ayer a la Junta Directiva Nacional de su partido que no tomará ninguna decisión sobre posibles pactos hasta el próximo día 10, fecha en que se reúne la ejecutiva popular, según informa Anabel Díez].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de junio de 1991

Más información

  • "Sevilla no me perdonaría el acuerdo con Becerril" afirma