Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sito se quedó sin frenos a 270 por hora

Sito Pons, bicampeón del mundo de motociclismo de 250cc (1988 y 1989), sufrió el pasado domingo un grave accidente que le apartará del Mundial durante más de un mes. Al quedarse sin freno delantero cuando iba a 270 kilómetros por hora, Pons se vio en la necesidad de forzar una caída al llegar a la curva a la derecha que existe al final de la recta de Jerez. "Ha sido el susto más grande de mi vida deportiva", señaló ayer el piloto, que sufre una luxación del hombro derecho y fractura de la cabeza del húmero.

Sito echó mano del freno delantero metros antes de iniciar la trazada y comprobó con asombro que una avería había inutilizado el mando. A Sito no le quedó más remedio que forzar la caída, ya que de lo contrario se hubiera estrellado contra las protecciones de final de recta.La consecuencia será la pérdida, al menos, de cuatro grandes premios (España, 12 de mayo; Italia, 19 de mayo; Alemania, 26 de mayo, y Austria, 9 de junio).

"Ha sido una de las experiencias más desagradables de mi vida deportiva", indicó ayer Sito. "Llegué al final de la recta a unos 270 kilómetros por hora y, cuando accioné el mando del freno delantero, no había freno. No me quedó más remedio que forzar una caída, pues de lo contrario me hubiese estrellado contra el guardarraíl y las protecciones del final de la meta. No quiero ni pensar lo que me hubiera podido pasar si no reacciono con rapidez al incidente. Forcé la caída y, quién sabe, tal vez salvé la vida".

Sito cree que la avería se produjo en el circuito cerrado del freno. Curiosamente, ello sucedió el día antes de que el piloto tuviese previsto probar los nuevos frenos que le ha proporcionado el departamento de competición de Honda. "Me quedé sin presión para frenar y tuve que tirarme, después de hacer grandes esfuerzos para controlar la moto e intentar aminorar la velocidad todo lo que pude manejando el cambio y el freno trasero", indicó Sito.

El bicampeón del mundo fue atendido rápidamente en el hospital de Jerez, donde le redujeron la luxación del hombro derecho. "Allí no descubrieron que también tenía una pequeña fractura en la parte alta del húmero". Vilarrubias le propuso ayer la posibilidad de reducir esa fractura con la colocación de un pequeño clavo, pero finalmente ambos descartaron esa posibilidad. "Como tengo que tener inmovilizado el hombro por la luxación, es probable que el húmero se suelde a la vez", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1991

Más información

  • "Ha sido el susto más grande de mi vida", asegura el piloto