Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una sociedad 'holding' coordinará la fusión entre Iberduero e Hidrola

M. Á. N. Las compañías eléctricas Iberduero e Hidrola, cuyos consejos de administración se reunieron a última hora de la tarde de ayer en sesión extraordinaria, alcanzaron un acuerdo definitivo para encarar de forma conjunta la reordenación del sector. El acuerdo, alcanzado entre el lunes y martes (ver EL PAÍS de ayer), fue comunicado al secretario general de la Energía, Ramón Pérez Simarro, por la mañana y consiste en la creación inmediata de una sociedad de gestión que se encargará "de diseñar las operaciones convenientes desde el punto de vista estratégico, jurídico, financiero y fiscal que conduzcan a la integración plena de ambas sociedades", según un comunicado conjunto.

Esta sociedad de gestión, que ha sido denominada HI Holding, tendrá un consejo de administración que será la suma de los dos consejos de las eléctricas. A su vez, esta nueva sociedad hará las veces de consejero-delegado de las dos empresas para realizar la gestión común.

Al frente de HI Holding estará, como presidente, íñigo Oriol, presidente de Hidrola, mientras que Manuel Gómez de Pablos, presidente de Iberduero, pasa a desempeñar la presidencia de honor. Como consejero delegado de HI Holding estará José Antonio Garrido que mantendrá dicho cargo en Iberduero y lo asumirá también en Hidrola.

Comité ejecutivo

La nueva empresa tendrá tres vicepresidentes (Mario Conde, Javier Gúrpide y Víctor Urrutia, actual vicepresidente de Hidrola) y contará con un comité ejecutivo en el que estarán representados todos los accionistas principales de las dos empresas. En dicho comité ejecutivo habrá dos representantes por empresa (Garrido y José Luis Antoñanzas, por Iberduero, y Celedonio Isusi e Ignacio Pinedo, por Hidrola), tres del BBV (Javier Gúrpide, Ángel Galíndez y José Rosón Trespalacios) y uno por Banesto (Mario Conde) otro por el Central (Epifanio Ridruejo) y otro por el Hispano (Claudio Boada).

Ahora, la posibilidad de formar un tercer grupo queda en el aire. Es posible, no obstante, que la integración deje la puerta abierta a un tercer grupo encabezado por Unión Eléctrica Fenosa, que, sobre el papel, integraría a Hidrocantábrico, empresa ésta en la que ayer el BBV hizo una aplicación de cerca del 0,5%. Pero tampoco se descarta que al final del proceso la nueva sociedad resultante acabe también integrando a Unión Fenosa e Hidrocantábrico, que suman el 20% de la producción. Además se cuenta con el holding catalán controlado por Endesa.

En cualquier caso, las dos posibilidades -dos o tres grupos- cumplen con los objetivos de Industria, aunque en el departamento han preferido siempre la existencia de tres. Todo depende, en definitiva, de que los futuros grupos hagan intercambio de activos para equilibrar los costes.

El comunicado conjunto alude a la integración plena de las dos compañías pero evita hablar de fusión. En ese sentido, se puede considerar que el objetivo es integrar tanto los activos de generación como los de distribución, aunque no está claro si dentro de una misma sociedad o en dos distintas (una de generación y otra de distribución). Industria es que la distribución quede como está en !a actualidad.

En cualquier caso, se trata de que controle en torno al 40% de la producción eléctrica, el mismo porcentaje que el grupo Endesa. Antes tendrá que hacerse un intercambio de activos, de manera que Iberduero e Hidrola ceda activos hidráulicos -tiene en torno al 60% agregados- y reciba térmicos de Endesa. Esta operación se podría hacer después de la integración en el grupo público de Sevillana, posibilidad a la que se opone esta sociedad.

Además de las sociedades de generación convencional se constituirá otra que gestione todos los activos nucleares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de mayo de 1991

Más información

  • Las dos compañías eléctricas deciden la integración plena