_
_
_
_
LA GRAN FINAL DEL BALONCESTO EUROPEO

Toni Kukoc, el jugador que roza la perfección

Toni Kukoc es, pese a que sólo cuenta con 22 años, no sólo el lider, sino el alma y la piedra angular sobre la que se fundamenta el Pop 84 de Split, doble campeón europeo (1989-90), y rival hoy del Barcelona en la gran final. Para definir a Kukoc casi es mejor sacar a relucir sus escasos defectos que la larga lista de trabajos que puede desempeñar con un sobresahente sobre una cancha de baIoncesto.Podemos asegurar, para empezar, que la única posición en la que podría tener ciertas dificultades es en la de 5 o pívot alto en defensa, y no es debido a otra razón que a su falta de peso, 90 kilos para una altura de 9,08 metros.

Si introdujéramos los datos que se exigen a un jugador de baloncesto en un ordenador (altura, longitud de brazos, habilidad con balón y sin él, buena defensa, rebote, buen tiro, inteligencia, rapidez, liderazgo, trabajo y responsabilidad), la respuesta no sería otra que Toril Kukoc.

Más información
El Barca aspira a romper sa mala racha en las Copas de Europa
Norris: ''Mi mujer sufrió más en el parto de nuestro segundo hijo''

A tanto ha llegado su talento que ha conseguido algo que siempre había parecido una utopía: poner de acuerdo a todos los entrenadores sobre el jugador al que sin dudar llevarían en primer lugar a su equipo.

Hay que recordar al respecto que fue elegido en el primer draft de 1990 por el Chicago Bulls de la NBA. Este equipo ha reservado 11 butacas en el palacio Bercy de París para que sus técnicos contemplen en directo la evolución del crack.

Contar con él en el equipo permite cubrir, en cualquier momento, las cinco posiciones ofensivas, puesto que es capaz de actuar como base, escolta, alero bajo, alero alto o en los dos puestos de pivot.

En los gráficos adjuntos se resumen algunas de las Yugadas favoritas de Kukoc. En ellas se puede apreciar la ventaja que puede obtener de su gran versatilidad, y la inteligencia con la que administra sus recursos.

Complicado en defensa

Kukoc es un hombre tremendamente complicado de defender. Es capaz de tomar la responsabilidad en el tiro o en la penetración, pero al mismo tiempo puede, en función de la defensa que plantea el rival, hacer que sean sus compañeros quienes concluyan las jugadas dándoles asistencias o bien atrayendo hacia él a dos o más defensores. Pero también es un gran estratega, pese a su juventud. Cuenta con una gran experiencia por haber jugado ya numerosos partidos decisivos. Ha sido ya dos veces campeón de Europa con su equipo, tres veces campeón de Liga, miembro del equipo yugoslavo que ganó el Mundialjunior en 198", campeón europeo con su selección en 1989, y mundial en 1990.

En sus diversos enfrentamientos, el Barcelona ha, intentado frenarle con una defensa de desgaste en la que alternacomo marcadores a Solozábal,Epi, y, cuando es precise comeer faltas para frenarle, a losJunior Lisard y Esteller. Lisard realizó una gran defensa en Split y en el Palau Sant Jordi, en los partidos de la liguilla previa. En Barcelona, Lisard consiguió incluso más ' puntos que el propio Kukoc.Miguel López Abril es entrenador y ex jugador del Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_