Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía que conducía ebrio un coche oficial mata a un automovilista

José Andrés Molina Marhuenda, que conducía un automóvil Opel Kadett en el que viajaban su esposa y sus dos hijos, resultó muerto al ser embestido por un coche policial pilotado por el agente Fidel Niño Domínguez, que se hallaba en estado de embriaguez, según fuentes policiales. Niño ha sido expedientado, así como los dos funcionarios que le acompañaban.El funcionario, adscrito al servicio de Automoción, conducía el pasado día 11 un Peugeot 505 por la Dehesa de la Villa cuando presuntamente invadió la calzada opuesta y se estrelló contra el turismo de Molina, desplazándolo hasta un terraplén. Éste resultó muerto en el acto mientras que su esposa, María Victoria Baonza Merino, y su hija Susana quedaron ingresadas en el hospital Puerta de Hierro

El pequeño Diego Molina fue trasladado al hospital del Niño Jesús.

Tras causar el accidente, Fidel Niño quedó "desorientado' y se marchó al acuartelamiento de Automoción, en la calle de Francos Rodríguez, según un portavoz de la Dirección General de Policía. Después fue puesto a disposición de la Policía Municipal, que ya estaba realizando investigaciones para aclarar el caso. Fue sometido a la prueba de alcoholemia, que dio positivo (concretamente, un índice de 1,2), pese a que ya habían transcurrido dos horas.

El supuesto causante del siniestro, un oficial y otro agente de la escala básica regresaban a Madrid desde El Escorial, donde existe un importante complejo policial. Deberían haber llegado a la capital sobre las dos de la tarde. Pero se detuvieron en Villalba, donde almorzaron y tomaron bebidas alcohólicas. El portavoz de la Dirección General de Policía, que "lamenta profundamente la muerte de un ciudadano", añadió que se han abierto contra los tres sendos expedientes de sanción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de marzo de 1991