GENTE

Helen Sharman

Una química, primer astronauta británico

Helen Sharman, una química de 27 años que trabajaba en los laboratorios del chocolatero Mars, acaba de ser elegida para ser el primer astronauta británico. Sharman formará parte de la tripulación de un Soyuz que tiene previsto despegar a mediados de mayo, y durante varios días realizará experimentos sobre los efectos de la falta de gravedad en organisos vivos y en la formación de cristales. La misión anglo-soviética no será confirmada hasta 24 horas antes de la partida, y no son pocos los que en el Reino Unido mantienen cruzados sus dedos.La llamada Misión Juno para colocar a un británico en el espacio ha constituido una cadena de desaguisados en la que la frustración se ha dado la mano con la impostura, y el espectáculo semicircense con el fiasco económico, sin que faltara la tragedia. El proyecto ha costado ya del orden de los seis millones de libras al banco Narodrii, el único soviético que opera en la City, y se confia en que este apoyo oficial por parte de Moscú y el deseo de evitar el feo de decir que no a última hora sirvan para poner a Sharman en órbita.

"Se necesita astronauta. No hace falta experiencia", fue el anuncio aparecido en la prensa británica al que respondió Helen Sharman, junto a otras 13.000 personas, en el verano de 1989. Tras más de un año de preparación en la URSS, el otro finalista -el comandante Timothy Mace, de 35 años- ha sido relegado a participar en Misión Juno desde tierra, donde realizará los mismos experimentos que en el espacio.

Sharman no quiere entrar en las suspicacias en torno a la elección de una mujer como necesidad de atraer mayor patrocinio comercial. "Lo importante es que va a haber un británico en el espacio. Es importante que el Reino Unido entre en el campo de los vuelos espaciales. Hay muchas cosas que descubrir", dice esta mujer soltera y amante de las motos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS