Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Vizcaya un 'comando' de ETA considerado autor de seis asesinatos

La policía de Vizcaya ha desarticulado un comando de la organización terrorista ETA al que se considera responsable de seis asesinatos y de la colocación de 26 bombas en los últimos dos anos, según informó ayer el Gobierno Civil. Dos activistas conocidos por la policía que colaboraban con este grupo no han podido ser capturados.Fernando del Olmo Vega e Inmaculada Pacho Martín, que han confesado su participación directa en los atentados, según la información oficial, fueron capturados los pasados días 20 y 21, respectivamente. Otros cinco detenidos están acusados de colaborar con el comando.

El grupo colocó, entre enero de 1988 y el pasado septiembre, 26 bombas en Vizcaya, La Rioja, Burgos y Cantabria. Como consecuencia de las explosiones, resultaron muertas seis personas. El primer asesinato fue perpetrado en Bilbao el 7 de noviembre de 1988 al estallar un artefacto en el automóvil de Ramón Bañuelos Etxebarria, considerado narcotraficante por la policía.

El 24 de mayo del año siguiente perdieron la vida en Bilbao cuando trataban de neutralizar un coche bomba en el barrio bilbaíno de Zorroza, los desactivadores de explosivos Manuel Jodar, José María Sánchez García y Luis Hortelano. Los dos primeros pertenecían al Cuerpo Superior de Policía y el tercero era el responsable de la incipiente unidad de técnicos de desactivación de la Ertzaintza (policía autonómica).

El quinto asesinato perpetrado presuntamente por este grupo se produjo en septiembre de 1989 en Irún (Guipúzcoa), al estallar una bomba colocada en el automóvil del policía Pedro González Manzano. En noviembre siguiente, fue asesinado por el mismo procedimiento el subinspector Eladio Rodríguez García, en Algorta (Vizcaya).

Bombas en San Sebastián

La policía ha identificado a dos activistas que colaboraban con el comando desarticulado, Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi, y Juan María Ormazábal Ibarguen, Turco. El Gobierno Civil hizo ayer un llamamiento para pedir información sobre estas dos personas que pueda conducir a su detención.

Por otra parte, dos bombas de 10 kilos de amosal destruyeron ayer 11 automóviles en la estación del Norte en San Sebastián, según informa Aurora Intxausti. Los artefactos habían sido colocados en dos de los vagones del tren que transportaba los vehículos. La primera explosión se produjo a las 2.20 del viernes y diez minutos más tarde tuvo lugar la segunda. Las bombas estaban compuestas por siete y tres kilogramos de amosal y se encontraban adosadas a los vagones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 1991