Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Supremo revisa la querella contra Boadella por la obra 'Teledéum'

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha señalado para el próximo 15 de noviembre la vista del recurso por la querella presentada en Valencia contra Albert Boadella y todos los actores del grupo Els Joglars por las representaciones de su obra Teledeum.El día 10 de enero de 1985 el grupo de teatro Els Joglars presentó su obra Teledéum en el Teatro Valencia Cinema de Valencia. Una semana más tarde el abogado valenciano de ideología ultraderechista Carlos Verdú y 503 personas más interpusieron una querella por entender que con dicha representación se habían cometido varios delitos de blasfemia y contra la libertad de conciencia.

El 16 de mayo del mismo año el Juez Guillermo Forteza, entonces titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Valencia, dictó auto de procesamiento contra Albert Boadella y todos los actores del grupo Els Joglars y contra Vicente Vergara, propietario del teatro.

La Audiencia de Valencia, el día 13 de febrero de 1988 y sin celebrar tan siquiera juicio, acordó el sobrescimiento del sumario al no considerar constituivos de delito los hechos objeto de la querella. El abogado Verdú y los demás querellantes, disconformes con la resolución de la Audiencia, recurrieron al Tribunal Supremo. La querella contra la obra Teledéum quedará definitivamente archivada si el Supremo confirma el sobreseimiento.

Si el Tribunal Supremo revoca la resolución de archivo de la querella, las diligencias volverán a la Audiencia de Valencia, que deberá celebrar juicio correspondiente.

La obra satírica de Els Joglars fue objeto de diversas querellas durante el tiempo que estuvo en los escenarios teatrales. El abogado Juan Rius Izquierdo presentó en la ciudad de Burgos una querella contra la obra, que finalizó con sentencia absolutoria por parte del Juzgado de Instrucción número 1 de esa ciudad, confirmada posteriormente por la Audiencia Provincial de Burgos. Varios vecinos de Jerez de la Frontera (Cádiz) iniciaron otra querella contra la obra que acabó, igualmente, sobreseída.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 1990