Ercros recorta las actividades de defensa de su filial Unión Española de Explosivos

La empresa química Ercros, presidida por Javier Vega de Seoane y dependiente del grupo Torras, ha puesto en marcha un programa de reestructuración de su filial Unión Española de Explosivos (UEE), que implicará la paralización de una serie de sociedades integradas en esta última compañía, como son Seraltec, Esprodesa y Sitecsa, todas ellas enclavadas dentro del negocio de defensa. La decisión es consecuencia directa de la crisis. que aqueja a este sector, y ha motivado fuertes críticas por parte de los sindicatos.

La crisis del sector de la defensa ha agudizado la indefinición histórica de la UEE, compañía constituida en abril de 1989 a partir de la segregación de los activos que poseía la antigua ERT en los segmentos de negocio de cartuchería y de explosivos industriales y militares. La entrada del grupo árabe KIO en ERT provocó esta operación financiera como paso previo para la posterior venta de UEE, que todavía no ha sido materializada.Torras mantiene desde hace dos años negociaciones con la Administración al objeto de cumplimentar el mandato del Gobierno, que exigió la modificación de la estructura de capital de. UEE. Las autoridades españolas no veían con agrado que unas actividades productivas directamente relacionadas con la seguridad. nacional estuvieran controladas por intereses extranjeros. Esta situación ha tomado carta de naturaleza a raíz de la invasión de Kuwait por Irak, pero ni siquiera así ha conseguido la Administración un acuerdo con KIO para que Ercros ceda definitivamente sus acciones de UEE.

Más bien al contrario, la incertidumbre que pesa sobre el futuro de la compañía se ha agravado ante la recesión del mercado de la defensa, que ha motivado la paralización de actividades de una serie de filiales de UEE. Tales son los casos de Seraltec (Servicios de Alta Tecnología), Esprodesa (Compañía Española de Programas y Desarrollo de la Defensa) y Sitecsa (Sistemas y Tecnología). Estas empresas fueron creadas con el fin de abordar nuevos programas de investigación y desarrollo en el campo militar, entre los que sobresale el prototipo de un obús homologado por las Fuerzas Armadas, pero que no ha tenido una traducción directa en el volumen de negocio de la matriz. Fuentes de Ercros han reconocido que estas empresas quedarán "hibernadas" a expensas de futuras decisiones estratégicas del Ministerio de Defensa.

Regulación de empleo

Todo ello ha motivado la preocupación de las centrales sindicales, que ya han anunciado la posibilidad de recurrir a medidas de presión para desbloquear la situación de la compañía. Fuentes de UGT, sindica to mayoritario en UEE, han recordado que un total de 400 trabajadores cerca de la cuarta parte de la plantilla y más de la mitad de los trabajadores dedicados a las actividades de defensa se encuentran en regulación de empleo desde el mes de julio.

Los informes manejados internamente por UEE señalan, por otra parte, que la permanencia de la compañía dentro de Ercros "está perjudicando la marcha de la sociedad y sus filiales ( ... ), impidiendo el mantenimiento de un nivel de trabajo adecuado y comprometiendo la estabilidad laboral".

Unión Española de Explosivos registró el pasado ejercicio una cifra de negocio de 30.000 millones de pesetas y la previsión para este año apunta un máximo de 28.000 millones. Sin embargo, la mayor parte de esta facturación está sostenida por las actividades de explosivos industriales, cuyas, perspectivas, según añaden los citados estudios internos, "tampoco son excesivamente halagüeñas teniendo en cuenta la actual crisis del sector minero y la lógica conclusión del plan intensivo de obra pública".

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS