La paliza recibida por un joven polaco le obliga a dejar sus estudios

Malco Tevze, joven polaco de 17 años, no podrá continuar sus estudios por la paliza que le propinó otro joven, un español de 17 años, a la salida del instituto El Carrascal, en Arganda del Rey. Las lesiones sufridas por Tevze le han obligado a estar internado una semana en el hospital Gregorio Marañón con traumatismo craneal y comenzar un largo periodo de recuperación.El suceso es calificado por las autoridades docentes y municipales como el máximo grado al que han llegado las novatadas que desde hace tres años se realizan entre los alumnos del instituto e incluso los de los últimos cursos de EGB.

El jefe de estudios del instituto afirma que estas novatadas llevan tiempo realizándose sin que los profesores puedan tomar medidas, ya que a pesar de existir un plan en el centro que puede regular estos temas, no se presenta, ni por parte de los alumnos ni por los padres, ninguna denuncia concreta.

La construcción del instituto, formado por un conjunto de cuatro edificios con una verja fácil de saltar, no facilita la vigilancia del centro docente y, además, los alumnos no cumplen la prohibición de salir del recinto.

Malco vive desde hace un año. con sus padres, guardeses de una finca en Campo Real. A los escasos recursos económicos de la familia se suma el hecho de que que no tenga seguro escolar por no haber convenios en ese sentido entre España y Polonia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de octubre de 1990.