Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un agente salva la vida al descubrir una bomba colocada en su vehículo

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía salvó ayer la vida al descubrir un paquete bomba colocado en los bajos del automóvil que se disponía a arrancar. El Equipo de Desactivación de Explosivos (Edex) comprobó más tarde que el paquete sospechoso contenía kilo y medio de amonal. El agente policial, cuya identidad no se ha facilitado, iba a tomar, sobre las diez de la mañana, un automóvil oficial Ford Escort de color gris sin identificaciones exteriores. Antes de arrancar el motor, miró debajo y pudo ver el paquete adosado a los bajos. El coche estaba aparcado en la calle de Pedro Bilbao, cerca de la comisaría de Basauri (Vizcaya).

Los especialistas lograron desactivar el explosivo sin necesidad de hacerlo estallar. La bomba contenía un sistema de ignición conocido como antimovimiento, consistente en un péndulo que habría activado el explosivo al iniciarse el desplazamiento del vehículo.

La policía continúa, por otra parte, la búsqueda de un Opel Kadett blanco robado a su propietario el martes por la noche por dos desconocidos que se identificaron como miembros de la organización terrorista ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de septiembre de 1990