Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atlanta inicia su camino hacia 1996 con optimismo

Atlanta ha dejado de ser la ciudad de los perdedores, y el sobrenombre de loserville (ciudad de los perdedores), como se la conoce en Estados Unidos, ha pasado a la historia. La capital de Georgia se prepara para los Juegos Olímpicos de 1996, que supondrán unos beneficios globales netos para esta comunidad de unos 200 millones de dólares (20.000 millones de pesetas). La antorcha olímpica llegará a Georgia el 20 de julio de 1996, dentro de exactamente 2.130 días. Cuando la cuenta atrás ha comenzado y Atlanta se despertaba ayer de la resacosa fiesta para celebrar la nominación olímpica, los habitantes de la ciudad, los atlantans, se enfrentan a un reto que demostrará su mayoría de edad y algo mucho más importante: si han superado definitivamente las diferencias raciales que han marcado la historia de este Estado, casi borrado de la tierra por las tropas de la Unión en 1864.84.000 empleos

El impacto de los Juegos en Atlanta será similar al que tendrían 50 Super Bowls o -100 convenciones políticas, como la que tuvo lugar en esta ciudad en 1988. Los organizadores de los Juegos, embarcados ahora en la construcción de un estadio y una villa olímpica, estiman que el certamen servirá para crear 84.000 nuevos puestos de trabajo.

En Atlanta se considera que los dos artífices de este éxito histórico han sido el ex alcalde de la ciudad, Andrew Young, el visionario que lanzó a Atlanta a la carrera olímpica, y Billy Paynes, el presidente del Comité Organizador de Atlanta. Ambos, con la ayuda de Coca-Cola, han conseguido convencer al COI de que el negocio es el negocio, que Atlanta merecía la nominación, y que garantizaba el éxito económico de los Juegos.

La ciudad, un enorme enjambre de casas, árboles y autopistas que estrangulan un centro comercial repleto de rascacielos en construcción, ganará con estos juegos 200 millones de dólares (20.000 millones de pesetas), una estimación realizada según las cuentas de Los Ángeles 84.

La ciudad está dotada de una gran infraestructura. El aeropuerto de Harstfield posee la mayor terminal del mundo. El metro, denominado marta, tiene una red muy amplia, y la capacidad hotelera es de 43.000 habitaciones. Atlanta, después de Nueva York y Chicago, es la tercera ciudad en ferias y congresos de Estados Unidos. Sus habitantes se muestran muy excitados por la decisión del COI y por unas horas han olvidado los problemas que azotan la ciudad. Entre 6.000 y 15.000 indigentes deambulan por las calles de Atlanta, el paraíso del crimen. La nominación coincidió con el anuncio del FBI de que Atlanta encabeza la lista de las 36 ciudades norteamericanas con más asaltos, con un porcentaje de 21,4 delitos por cada 100.000 habitantes. El FBI ha reconocido, sin embargo, que el porcentaje de homicidios ha bajado el 13% respecto a 1989.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1990