Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Manzano, testigo del 'caso El Nani', detenido por presunto narcotráfico

Santiago de Compostela

Ángel Manzano Rubio, principal testigo de la acusación en el caso El Nani e indultado hace dos años por el Gobierno, fue detenido el pasado miércoles en Padrón (La Coruña) por su presunta relación con un alijo de 10.000 dosis de heroína, según el Gobierno Civil (5 kilogramos, según fuentes policiales).Manzano se encuentra a disposición judicial junto a las otras dos personas que le acompañaban, Francisco Moya Castillo, vecino de Madrid y reclamado por varios juzgados de toda España, y Joaquín Ozores Vicente, natural de Rianxo (La Coruña), quien tenía en su poder la droga incautada. Los detenidos viajaban en dos automóviles, un Seat Panda y un Mercedes de matrícula alemana.

. Ángel Manzano Rubio, de 37 años, natural de Casar de Palomera (Cáceres), se encontraba en libertad desde noviembre de 1988, cuando el Gobierno decidió indultarle de las penas de más de 15 años de cárcel a las que estaba condenado por su participación en varios robos y tenencia ilícita de armas.

El Consejo de Ministros adoptó esta decisión después de que Manzano se entregara voluntariamente para declarar en el juicio contra tres policías implicados en la desaparición de Santiago Corella, El Nani.

Su testimonio había resultado decisivo para condenar a 29 años de reclusión a un comisario y dos inspectores de la Brigada Regional de la Policía Judicial de Madrid, implicados en la red de corrupción que se dedicaba a simular atracos a joyerías.

Torturado por la policía

Manzano había conocido a Santiago Corella en la cárcel de Carabanchel y participó con él en el asalto a la joyería Payber, de Madrid, que desencadenó los sucesos que terminaron con la desaparición de El Nani.Según se demostró en el juicio, el 12 de noviembre de 1983, en presencia de su esposa, embarazada de seis meses, Ángel Manzano fue torturado por varios policías, posteriormente condenados, para que revelase el lugar donde estaba escondido el botín del atraco.

La captura de Ángel Manzano se produjo en la noche del pasado miércoles en la localidad de Padrón (La Coruña), en una operación desarrollada por funcionarios de la comisaría de Policía de Ribeira y miembros del Grupo Operativo de Estupefacientes. Según una nota del Gobierno Civil de La Coruña, los agentes tuvieron que efectuar varios disparos de Intimidación al aire antes de apresar a los tres supuestos traficantes.

Uno de los acompañantes de Manzano, Joaquín Ozores Vicente, de 35 años y con antecedentes penales, tenía en su poder 10.000 dosis de heroína.

El otro detenido es Francisco Moya Castillo, natural y vecino de Madrid y requerido por juzgados de Durango (Vizcaya), Santander, Córdoba y Madrid. Los tres detenidos se encontraban ayer a disposición judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de agosto de 1990