Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO

España, última en los Juegos de la Amistad, tras perder con Italia

La seleccion española de baloncesto quedó en último lugar, el octavo, en los Juegos de la Amistad que se celebran en Seattle, tras perder con Italia el domingo por 96-105 en la prórroga. Yugoslavia se adjudicó la medalla de oro al ganar a Estados Unidos en la final por 85-79. Antonio Díaz Miguel, el seleccionador, se ha marchado de Seattle como llegó: con un equipo lleno de incógnitas y sin saber cuáles son los cinco mejores titulares. El saldo de cinco jornadas resultó ser de cuatro derrotas, la octava y última posición, tres jugadores básicos lesionados -Montero, Villacampa y Ferrán- y una sensación de impotencia ante rivales de entidad.

Lo único positivo de España el domingo fueron los 30 puntos de Jiménez, que fue para la selección un jugador ofensivo con tiros desde media distancia. Lo más negativo es que existe cierta desconfianza de la plantilla hacia el técnico, pero su malestar sólo es expresado en privado. Los jugadores carecen del coraje o la sinceridad de hacer públicos sus pensamientos.

Selección final

La selección se concentrará en Los Ángeles durante tres días antes de salir hacia Argentina. Díaz Miguel tiene que decidir con qué docena de jugadores se queda de los 15 que tiene. Las lesiones le obligaron a cambiar de alineación en cada mitad de los partidos. Contra Italia salieron Herreros, Zapata, Arcega, Jiménez y Romay, y éstos cayeron inmediatamente en una desventaja de 10-21. Entonces un parcial de 23-4 cambió el marcador a 33-25. Fueron esos giros los que enloquecieron a Díaz Miguel y deprimieron a la selección. El descanso acabó con España arriba por la mínima ventaja 44-43. España tuvo oportunidad de ganar el partido en los últimos segundos del tiempo reglamentario, pero desperdició un lanzamiento en los últimos segundos durante un contraataque. Este lapso fue costoso porque en la prórroga España salió sin gas."Hemos cometido muchos errores, errores de inexperiencia", acentuó Díaz Miguel. "Pudimos haber ganado el partido. El resultado no demuestra cómo rendimos". España tiene que aprender a solucionar sus inconvenientes, tal y como hicieron los yugoslavos. Ganaron a Estados Unidos por 79-85, sin Paspalj, Radja y Curtic, estos dos últimos expulsados por faltas en la segunda mitad. Zdovk fue el mejor anotador club con 21 puntos, pero la victoria fue colectiva.

"Creo que nos sorprendió lo bien que jugaron los yugoslavos", afirmó Krzyzweski, el seleccionador norteamericano. "Te podías dar cuenta de que se conocían muy bien. Cada vez que restaban pocos segundos en el reloj de posesión sabían a quien darle el balón qué jugada realizar y cuándo realizarla. Eso no es cuestión de suerte sino de saber cómo jugar". La URSS consiguió la medalla de bronce al derrotar a Brasil por 109-103.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de julio de 1990