Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Izquierda Unida no será el Pepito Grillo del PSOE ni tampoco subalterno"

Nicolás Sartorius, portavoz de Izquierda Unida (IU), afirma tajante que a partir de ahora su grupo no será "ni el Pepito Grillo del PSOE ni tampoco su subalterno", por lo que agudizará el ingenio para guardar un nítido equilibrio entre esos dos polos. Sartorius cree que ha calado la imagen de que IU se ha enfrentado sistemática mente al Gobierno y que ello le ha perjudicado, sobre todo en Andalucía. Sartorius asegura que también le ha hecho daño "la idea inventada de que en IU unos son más favorables que otros a entenderse con el Ejecutivo".

Pregunta. Izquierda Unida ha vivido un momento de euforia hasta las elecciones andaluzas en las que ha sufrido un duro cas tigo. ¿Qué consecuencias ha extraído de lo ocurrido?

Respuesta. Tenemos que hacer una reflexión para detectar por qué se ha producido ese de safecto, pero desde luego hay que analizarlo en clave de Andalucía La reflexión sobre las cuestiones de organización nos han enreda do durante meses, pero ya ha salido un esquema de consenso. Ahora estamos perfilando el es pacio en el que tenemos que mo vernos, lo que nos lleva a dos aspectos: ni podemos ser una fuerza secundaria del PSOE ni cho car permanentemente con el poder. IU ya se estaba moviendo así, pero ahora tenemos que agu dizar más ese equilibrio.

P. Aunque usted dice que ya lo hacían, lo cierto es que es aho ra cuando están hablando de sus relaciones con el poder y no siempre se expresan en el mismo sentido, sino que ha habido posiciones contradictorias.

R. En los últimos días se ha interpretado que nos hemos en tregado, pero eso no es así. Antes el Gobierno había logrado crear la imagen de que coincidiamoa con el Partido Popular. Eso nos ha perjudicado, aunque reconozco que en política es legítimo, al igual que nosotros denunciamos que ellos hacen siempre una polí tica de derechas.

Fuerza de oposición

P. Hay que insistir en que hasta ahora no se habían planteado este debate, al menos abiertamente, y casualmente lo hacen tras las elecciones andaluzas.

R. Una fuerza política seria tiene que tener una estrategia en relación con el partido del Gobierno. Esto es el abecé de la política. Somos una fuerza de oposición y hemos apoyado al Gobierno en lo que creíamos correcto. Otra cosa es la propaganda. Estamos dispuestos al acuerdo en materia europea, hemos apoyado la LOGSE y, aunque con matices, las leyes del deporte y del suelo, pero esto no se ha destacado. En suma, no ha habido una actitud sistemática de enfrentamiento con el PSOE.

P. Dice usted entonces que han sido los medios de comunicación quienes han desvirtuado su manera de hacer política.

R. Desde luego, para la prensa es más jugoso temas como los GAL o Mendaille, en los que nosotros hemos sido inflexibles y ciertamente son temas espectaculares. No se ha dicho que hemos llegado a acuerdos en temas de emigrantes o en el paquete de la concertación social. Yo insisto en que no hemos hecho oposición sistemática, sino en funciónde las posiciones programáticas del Gobierno, y así vamos a seguir. Ni descalificación o Pepitos Grillos, pero tampoco subalternos del poder.

P. Parece que usted lo tiene muy claro, pero no ha sido iguaP mente descrito por otros dirigentes de IU, especialmente en el Pasoc.

R. No he observado nunca en el Pasoc, en los, independientes, en Izquierda Republicana o en el PCE posiciones diferentes a lo que yo digo.

P. El resultado es que ustedes han pospuesto hasta septiembre la articulación de sus relacion es con el PSOE.

R. Lo único que se ha aplazado es un aspecto formal, cual es si se envía o no una carta, lo que no parecía ahora el momento más adecuado al terminar ya la temporada.

P. ¿Van a cambiar ustedes sus prioridades para el próximo curso parlamentario?

R. Vamos a incidir más en los temas autonómicos, ecológicos y sociales, así como en el proceso de integración en Europa. Vamos a seguir siendo intransigentes en la denuncia y control de lo que sea corrupción y violación de los derechos. También en temas de paz y seguridad habrá cambios, porque aunque sigo siendo contrario a la OTAN y a que haya bases, los acontecimientos obligan a una elaboración más acabada en paz y seguridad. En sumic, lo que figuraba en las 25 propuestas que Julio Anguita hizo en abril en el Congreso.

P. ¿Cree usted que corre peligro el fulgurante ascenso de Izquierda Unida y su viabilidad como proyecto?

R. Nuestro gran reto es la construcción de un proyecto nuevo, que despertó gran ilusión en octubre de 1989 y que podría malograrse si no hay la audacia suficiente, no damos un gran impulso y entramos en el peligro de encerrarnos en nosotros mismos. Todavía existe esa expectativa, por lo que vale la pena esforzarse para que no se malogre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 1990

Más información

  • Nicoliás Sartorius. Portavoz de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados