Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anulado en Italia el triunfo del equipo con un lesionado por los hinchas del rival

La Federación Italiana de Fútbol acordó en la última reunión de su consejo federal suprimir la norma según la cual el equipo al que los hinchas de su rival le lesionaban algún jugador obtenía automáticamente la victoria por 2-0. Esta interpretación del reglamento había originado fuertes polémicas, en especial con ocasión del triunfo de despacho del Nápoles sobre el Atalanta a tres jornadas del final de la Liga pasada gracias a que su centrocampista brasileño Alemáo fue golpeado por una moneda arrojada desde los graderíos y hubo de abandonar el terreno. El conjunto del argentino Diego Armando Maradona, que se proclamó campeón al cabo, se colocó así el primero y con un punto de ventaja sobre el Milán de los holandeses Rijkaard, Gullit y Van Basten.

Lo que se hará en adelante es restar a los clubes considerados culpables de este tipo de comportamientos de sus aficionados la puntuación que hubiesen sumado en el encuentro en cuestión, es decir los dos puntos si hubiera ganado o uno si hubiese empatado. Sólo en el caso de que los incidentes generales fuesen tan graves como para influir de modo determinante en el desarrollo del partido se haría una excepción y se aplicaría el resultado de 2-0 a favor de adversario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 1990