Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ITALIA 90

Agónica victoria de Uruguay

1 Uruguay - 0 Corea La agonía de Uruguay terminó en el último minuto. Un cabezazo de Fonseca salvó el prestigio del fútbol de un país que ha protagonizado innumerables hazañas en el Mundial. Uruguay luchó en Udine contra su historia, sus carencias y también contra una selección que jugó gran parte del encuentro con 10 hombres y que dio una nueva satisfacción al emergente fútbol de Asia.

El equipo asiático manejó el partido con una eficacia desconocida en sus dos encuentros anteriores. Su aprendizaje forzado en este Mundial se confirmó en su último partido. Pelearon y corrieron como siempre y, además, no cometieron las ingenuidades precedentes, si se descuenta una cierta pasividad en la jugada del gol uruguayo. El resultado de esta progresión fue un partido dramático contra Uruguay.

La decadencia en el juego uruguayo en este torneo se hizo absolutamente visible frente a Corea. Un equipo que comenzó el Mundial con un aire de superioridad sobre el resto de los equipos del grupo ha terminado la primera ronda entre estertores, pendiente del porvenir incierto de una falta en el último minuto.

Uruguay tenía que ganar para continuar en el Mundial. Los vaticinios eran optimistas para los suramericanos, jugadores expertos, de calidad y curtidos en batallas muy difíciles. Pero todo eso no les sirvió de nada. Sufrieron hasta el final.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de junio de 1990