Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES ANDALUZAS

El PSOE mantiene la mayoría absoluta

Desciende Izquierda Unida y suben los andalucistas

La posición del PSOE entre el electorado andaluz sigue siendo dominante y no parece probable que pueda perder la mayoría absoluta de que disfruta, según se deduce de la comparación de los resultados con los del sondeo publicado anteriormente (EL PAÍS, 2 y 3 de junio). En cuanto a los otros partidos, el PP seguiría ocupando el segundo lugar con algún escaño menos que hasta ahora, IU empeoraría sustancialmente su posición respecto de 1986 y el PA la mejoraría de forma espectacular. El CDS quedaría fuera del Parlamento. Por otra parte, la valoración de la actuación de la Junta de Andalucía es muy positiva:un 50% aprueba la labor realizada por el PSOE frente a un 35% que la desaprueba. En cuanto al nivel de participación se sitúa en torno al 69%, que fue el nivel alcanzado en las elecciones generales de 1989.

La atmósfera política andaluza se ha hecho más densa a medida que avanza la campaña electoral, sobre todo en el sentido de que los ciudadanos se muestran más informados: hace un par de semanas recordaban espontáneamente la fecha de los comicios un 48% de los andaluces, porcentaje que se ha elevado hasta el 58% hoy. Por lo demás, tanto los indicadores de participación como la valoración que se hace de los partidos o sobre la situación de la región no han cambiado.En comparación con la evaluación de la situación andaluza que se hacía en las elecciones autonómicas de 1986, los indicadores hoy son mucho más positivos. Entonces sólo uno de cada tres andaluces (31 %) creía que las cosas habían mejorado en la región. Hoy, tanto en el sondeo anterior como en éste, aparece un 57% que sostiene tal opinión.

Por otra parte, la valoración de la actuación de la Junta de Andalucía es muy positiva: un 50%, tanto hace dos semanas como ahora, aprueba la labor realizada por el PSOE frente a un 35% que la desaprueba. En todo caso, la opinión de que cualquier otro de los partidos que compiten en estas elecciones lo haría mejor que el PSOE es muy minoritaria (la más alta a favor del PA con un 18%, seguida del PP con un 12%). De los distintos indicadores utilizados en el sondeo la estimación del nivel de participación se sitúa en torno al 69%, que fue el nivel alcanzado en las elecciones generales de octubre de 1989. Comparando los resultados con los del sondeo anteriormente publicado (EL PAIS, 2 y 3 de junio), todo indica que la posición del PSOE entre el electorado andaluz sigue siendo dominante y no parece probable a estas alturas que pueda perder la mayoría absoluta de que disfruta. En cuanto a los otros partidos, el PP seguiría ocupando el segundo lugar con algún escaño menos que hasta ahora; IU empeoraría sustancialmente su posición respecto de 1986 y, el PA la mejoraría en forma espectacular.

El CDS quedaría fuera del Parlamento.

A esta conclusión se ha llegado a partir de indicadores diversos de intención de voto así como de la expectactiva de que la elección la ganará el PSOE (68%) y la valoración que se hace de los líderes que encabezan las candidaturas: a un 29% del electorado le gustaría que fuese presidente de la Junta Manuel Chaves frente a un 14% que preferiría a Pedro Pacheco, un 9% a Gabino Puche, un 7% a Felipe Alcaraz y un 1% a Luis Plaza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de junio de 1990