Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una persona muere ahogada en el rio Tormes al huir de la policía

Raúl Jiménez Pérez, de 27 años, murió ahogado en el río Tormes cuando trataba de huir de la policía, que le había sorprendido en el interior de un vehículo junto con otras dos personas, que fueron detenidos, en el barrio de La Prosperidad, de Salamanca.El joven logró huir junto con otro de sus compañeros en el momento en el que los agentes de un coche patrulla pidieron su identificación. Mientras cerca de la prisión provincial, la policía consiguió detener a Manuel López de Dios, de 21 años; Raúl Jiménez siguió en su carrera en paralelo con la margen izquierda del Tormes, hasta que en las inmediaciones de la planta potabilizadora de agua se arrojó vestido al río para cruzarlo a nado hacia el municipio de Santa Marta, precisamente la zona más ancha y con fuertes corrientes en el curso del río.

Según ha informado el portavoz de la comisaría, la policía esperó al joven en la zona de Santa Marta, junto con miembros de la Cruz Roja y del parque de bomberos, que habían sido avisados, pero Raúl Jiménez no llegó a la orilla. La policía sospechó que, amparado en la escasa visibilidad -eran las seis de la mañana-, el joven se hubiera ocultado entre la maleza, por lo que comenzó un rastreo de la zona. Sólo cuatro horas más tarde apareció el cadáver del joven, que se había ahogado en las proximidades de la margen derecha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de junio de 1990