La fase final de la NBA será retransmitida en directo por la segunda cadena de TVE

Televisión Española ofrecerá a partir de la madrugada del miércoles, por la segunda cadena, la fase final de la NBA, que enfrentará a los Pistons de Detroit con los Trail Blazers de Portland, equipo en el que milita el ex madrídista Drazen Petrovic. Los partidos serán retransmitidos por 76 países, algunos tan exóticos como Burkina Faso -antiguo Alto Volta- o Groenlandia. Algunas cifras explican la fiebre que ha provocado la NBA en los últimos años: más de tres millones de españoles vieron el pasado año, a una hora intempestiva, el partido final entre los Pistons y los Lakers.

La efervescencia de la NBA en el mundo es la prolongación de la hábil política emprendida por sus dirigentes en Estados Unidos. El baloncesto profesional atravesó una crisis durísima en los años setenta, hasta el punto de que numerosos equipos estuvieron al borde de la quiebra. En aquellos días, el crédito de la NBA entre la población norteamericana era tan escaso como el interés que mostraba la televisión hacia esta competición. Todavía en 1981, con Larry Bird y Magic Johnson como estrellas emergentes de la Liga, la televisión norteamericana retransmitía en diferido la fase final, un ejemplo del desinterés por un deporte que figuraba muy lejos del béisbol y el fútbol americano entre las preferencias de los aficionados estadounidenses.

Contrato multimillonario

Diez años después, Televisión Española ha pagado 1.000 millones de pesetas por los derechos de emisión de los partidos de la NBA desde la temporada 1990-1991 a la 1993-1994. Esta cantidad es equivalente a la que paga por los derechos de las competiciones españolas de baloncesto. La NBA es ahora mismo deporte y espectáculo en su máxima expresión, y además un producto cotizado en la competencia con el resto de empresas de televisión. "Nos hemos quedado con la NBA por prestigio, porque es un acontecimiento, y porque así lo tenemos nosotros y no otras empresas-, reconoce Julio Bernárdez, jefe de retransmisiones de Televisión Española.Según Bernárdez, la audiencia de la NBA es fundamentalmente urbana y se divide en dos grupos generacionales. "Para la NBA existen dos campos de población. Por un lado, un grupo comprendido entre los 40 y 55 años, que acostumbra a ver los partidos en directo, y por otra parte, la audiencia juvenil,situada entre los 12 y los 18 anos, que suele grabar en vídeo los encuentros".

La mutación de la NBA se ha producido en un brevísimo espacio de tiempo. A los factores deportivos -la aparición de un generación de astros iniciada por Larry Bird y Magic Johnson y concluida por Michael Jordan- se ha unido una ambiciosa e inteligente política de la dirección de la Liga. El hombre que ha convertido la NBA en uno de los negocios más prósperos y atractivos del deporte mundial es el comisionado David Stern. Su aportación en el terreno económico es también impresionante. La mercadotecnia supone actualmente una catarata de ingresos millonarios procedentes de todas las partes del mundo. En cualquier rincón del planeta, el nombre y los productos de los Lakers, los Celtcs o Michael Jordan proporcionan dinero abundante a la organización del baloncesto norteamericano.

El crecimiento de la NBA ha sido paralelo a la expansión de los salarios y los contratos televisivos.

Hace menos de un año, la NBC firmó un contrato de cuatro años con la NBA por un valor de 600 millones de dólares (unos 63.000 millones de pesetas), a razón de 125 millones de dólares por temporada (unos 13.125 millones de pesetas). La CB S, empresa que posee hasta el final de esta temporada los derechos de emisión, paga 43 millones de dólares (unos 4.500 millones de pesetas). Por tanto, a partir de la próxima temporada, los ingresos por televisión en Estados Unidos se triplicarán. Y a estas cifras hay que sumar el enorme flujo de dinero procedente de la televisión por cable y de las empresas televisivas del resto del mundo.

Directo y diferido

En España, la fase final entre Portland y Detroit será emitida en directo en todos sus partidos a través de la segunda cadena. Cada día, por la tarde, TVE-2 ofrecerá en diferido el encuentro retransmitido en directo durante la madrugada anterior. Los comentarios correrán a cargo de Ramón Trecet, cuyo nombre se asocia a la NBA desde que Televisión Española decidió prestar atención al baloncesto profesional norteamericano. El equipo de comentaristas se completará en los estudios de TVE con la presencia de los periodistas Esteban Gómez, Nacho Calvo y Vicente Salaner.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS