Muere otro preso en Manresa

Rogelio Gómez López, de 17 años, murió ayer a consecuencia de la intoxicación que sufrió el jueves de la pasada semana en el incendio del depósito municipal de detenidos de Manresa (Barcelona). Gómez, que se encontraba en estado de coma desde el martes, es la tercera víctima mortal del accidente. Joaquín Ruiz González, de 22 años, y Juan María González López, de 37, fallecieron intoxicados el mismo día del incendio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de mayo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50