Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO

El Giro comienza hoy con todos los grandes, excepto Roche y Delgado

La 73ª edición del Giro a Italia se inicia hoy en Bari con una contrarreloj de 12 kilómetros y todas las figuras del pelotón internacional en liza, menos Pedro Delgado y el irlandés Stephen Roche, que se reservan para el Tour. La mayoría de los aspirantes al triunfo en éste, el único que consagra en el ciclismo mundial, tomarán la carrera como una prueba importante tras estar ausentes de una Vuelta a España devaluada. Cinco llegadas en montaña y tres contrarreloj individuales constan en un recorrido equilibrado y selectivo de 3.433 kilómetros y 20 etapas hasta el 6 de junio, a dos días del Mundial de fútbol. Telemadrid ofrecerá en directo las llegadas, y TV-3 lo hará en diferido.

Italia tiene una sesión continua deportiva con el ciclismo y el fútbol en los próximos dos meses. El Giro, tras la buena impresión causada en 1989 con la victoria del francés Laurent Fignon, intenta seguir subiendo su cotización y en la actual edición lo puede conseguir por delante de la Vuelta a España, que ha estado muy descuidada, sin apenas figuras.El italiano Marco Giovannetti, un buen corredor que ha aprovechado su oportunidad española ante los estériles marcajes de sus rivales, difícilmente resiste una comparación, por ejemplo, con el atractivo de los jefes de fila de tres de los cuatro equipos franceses importantes -salvo el Toshiba- que sí han elegido estar en el Giro: el propio Fignon (Castorama); el norteamericano Greg Lemond (Z), rey en 1989, aunque muy disminuido aún por una enfermedad vírica que sufrió hace dos meses, e incluso el francés Charly Mottet (RMO), reciente ganador del Tour de Romandía. Y parecen mucho más sugestivas parejas que saldrán de Barl como la holandesa Steve Rooks-Jan Theunisse, ahora en el Panasonic, y la del suizo Urs Zimmermann y el norteamericano Andrew Hainspten -ganador de la ronda italiana en 1988-, del 7 Eleven.

Aparte del Seur, habrá otros dos equipos españoles: el Clas, en el que no estará siquiera un cansado Iñaki Gastón, y el ONCE, con Marino Lejarreta de jefe, el único capaz de correr las tres grandes rondas, pero que ha fallado en la Vuelta, aunque siempre suele ir a más. Las aspiraciones parecen muy limitadas y más aún ante un cartel de calidad, al que deben unirse los italianos, en horas bajas, pero que corren en casa. Especialmente, Gianni Bugno (Cháteau d'Ax), Adriano Baffi, alternativa de Moreno Argentin, que prefiere el Tour (Ariostea), Franco Chioccofi, ante la baja por lesión en una rótula de Maurizio Fondriest (Del Tongo), y Flavio Giupponi (Carrera), segundo en 1989 tras Fignon.

Además de Delgado y Roche, a cuyo equipo belga Histor no le interesa el Giro, también se puede echar en falta al mexicano Raúl Alcalá (PDM), reciente ganador del Tour de Trump, norteamericano, y en el año que puede ser el de su confirmación a gran nivel en el Tour.

Referencias

La última referencia común de actuaciones entre los participantes ha sido el Tour de Romandía, en el que Mottet, ya en gran forma, sacó en la general final 8.46 minutos a Fignon; 9.53 y 20.10, respectivamente, a Ronan Pensec (Z) y Gérard Rue (Castoraina), los dos lugartenientes de Lemond y Fignon; 26.47 a Giupponi, 34.11 a Rooks y 34.28 a Theunisse.Habrá dificultades montañosas ya en la tercera etapa, el domingo, con la subida al volcán Vesubio (9 kilómetros) y en la séptima, el jueves 24, que termina en Vallombrosa. Pero en la segunda mitad, tras la seria contrarreloj de 68 kilómetros el domingo 27 y una pequeña entrada en Austria, llegará con junio (1, 2 y 3) la batalla de los Dolomitas. La segunda, la etapa reina, finaliza en el Pordoi, a 2.239 metros, tras la durísima ascensión a Marmolada. Después, el penúltimo día, aún quedará la tercera y última contrarreloj, con final en cuesta, sobre 39 kilómetros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de mayo de 1990