TENIS

Aguilera jugará contra Becker en la final del torneo de Hamburgo

Joan Aguilera, de 28 años, jugará hoy ante Boris Becker (RFA), número tres mundial, en la final del torneo de Hamburgo, dotado con un millón de dólares (103 millones de pesetas). Aguilera venció ayer en semifinales a Guy Forget (Francia) por 7-5 y 7-6 (8-6). Becker, por su parte, eliminó a Henri Leconte (Francia) por 6-3, 3-6 y 6-3. La final de hoy será el partido más importante de Aguilera precisamente desde Hamburgo 84, cuando, tras lograr la victoria, se colocó el séptimo del mundo antes de sufrir una crisis que le llevó a ser el 310º.

Paradójicamente, Aguilera no sabía la pasada semana si iba a poder jugar en Hamburgo. Había mejorado en la clasificación a partir de ganar en Niza, hace unas semanas, pero su triunfo no llegó a tiempo para conseguir su entrada directa en el cuadro de Hamburgo, donde se quedó a un solo puesto. Aguilera tuvo la suerte de que uno de los tenistas que tenía plaza en Hamburgo se retiró a última hora, por lo que, de forma apresurada, se trasladó a Alemania Occidental para disputar el torneo, acompañado por Alberto Tous, un ex jugador que le ha ayudado en su preparación para el torneo.Aguilera ya había vencido a Guy Forget en Niza. Ayer, con el mismo juego pausado desde el fondo, Aguilera frenó siempre las acometidas de Forget en la red con golpes paralelos y cruzados perfectamente ajustados. El español superó dos situaciones negativas en ambas mangas, al recuperarse de sendas roturas de servicio (1-2 en el primer set, y 1-3 en el segundo). Aguilera jugó mejor los puntos decisivos, especialmente en el primer set; rompió el saque de Forget en el último juego de la primera manga, y se impuso en la muerte súbita de la segunda, pese a sus nervios.

Aguilera, que ya se ha asegurado un premio de 7,1 millones de pesetas (si gana hoy, cobrará el doble), vuelve al escenario de su mejor momento deportivo, y, curiosamente, del inicio de su gran crisis de juego. En Hamburgo, en 1984, ganó a Henrik Sundstroem en la final, y, pocos meses después, se situaba en la 7ª plaza mundial.

Desde entonces, Aguilera sólo encadenó resultados desastrosos, hasta el punto de situarse el 310º del mundo. Este año, ganó en Niza, derrotó a Stefan Edberg (Suecia), número dos mundial, en Montecarlo, y, ya en Hamburgo, venció a Michael Chang (EE UU), ganador de Roland Garros 89 y 10º del mundo, y a Jim Courier (EE UU), 13º. Según un cálculo apresurado, Aguilera se situará alrededor de la 13º plaza mundial si no gana a Becker, y rozará los top-ten si le derrota.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de mayo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50