Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Damborenea inscribe por sorpresa en el registro el partido Democracia Socialista

Ricardo García Damborenea, ex militante del PSOE, inscribió ayer en el Ministerio del Interior un nuevo partido político que se denominará Democracia Socialista (DS). García Damborenea lo tenia decidido cuando el sábado reunió a la coordinadora de la corriente para disolverla. Sus promotores no lo manifestaron ese día para "jugar con el factor sorpresa" y evitar que "un enviado de la dirección del PSOE inscribiera un partido con ese nombre".

Aunque el pasado sábado los todavía miembros de la corriente de opinión Democracia Socialista aseguraban que "era prematuro" hablar de la creación de un partido político una vez disuelta la corriente so pretexto de que primero tenían que "explorar sus posibilidades", apenas cabían dudas sobre el camino que iban a seguir García Damborenea y sus seguidores. Estos promotores reconocieron que en la misma tarde del sábado se reunieron para redactar los estatutos del nuevo partido, que entregaron en la mañana de ayer en la Dirección General de Política Interior de ese ministerio como paso indispensable para la autorización de un nuevo partido."No quisimos anunciarlo el sábado para no dar pistas a la dirección del PSOE, que muy bien podía haber enviado a alguien para que inscribiera un nuevo partido con el nombre de Democracia Socialista, y así cerrarnos el camino, por lo que teníamos que jugar con el factor sorpresa", explicaron.

Acta notarial

Aunque en principio pensaron hacer pública esta iniciativa mañana, miércoles, decidieron darlo a conocer ayer mismo después de que García Damborenea y Juan Francisco Martín Seco hubieron entregado la documentación pertinente en el Ministerio del Interior. Simultáneamente, un notario se personó en la sede central del PSOE en Madrid, donde entregó un acta notarial firmada por nueve personas, que le daban el poder para que en su nombre comunicara a su hasta ahora partido su renuncia a la militancia.El acta notarial entregada en el PSOE señala: "Como acto previo a la constitución del partido Democracia Socialista, que se formalizará a continuación, los comparecientes renuncian formalmente a su condición de afiliados en el Partido Socialista Obrero Español, lo cual ha sido ya hecho público a través de los medios de comunicación". Firman este acta Ricardo García Damborenea, Juan Vicente Álvarez Romero, Ana Ariz, Julio Bordás, María Cabaleiro, Abelardo Díaz, Juan Antonio Sanz de la Mota, Remedios Vargas y Luis Velázquez. Estos mismos forman parte del grupo de personas que piden la inscripción del nuevo partido, entre los que se encuentran también Juan Francisco Martín Seco, José Manuel Rivas, Lucas Mier y Jesús Peinado.

García Damborenea confió, no sin cierta ironía, en que "el ministro del Interior" no demore la autorización de esta nueva formación política. "Tan pronto corno el ministro del Interior quiera, nos pondremos en movimiento, y si no quiere, pues no lo podremos hacer". Hasta ese momento, en que se formalice su existencia, los promotores de Democracia Socialista no harán pública "una oferta a la sociedad". García Damborenea cree que no todos los militantes; del PSOE que formaban parte de la corriente de opinión Democracia Socialista abandonen ese partido y le sigan en esta aventura, y lo atribuyó "a razones sentimentales", ya que para muchos militantes "dejar el PSOE puede producirles un desgarramiento insoportable".

Aún así, el ex dirigente del PSOE, en Vizcaya afirmó estar escasamente preocupado por ese hecho, ya que la intención de DS no es la de "crear un partido como un fragmento del PSOE, sino que está abierto a toda la sociedad". Desde su consideración ideológica y a efectos de situar a DS, apuntó que para esta nueva fuerza "el PSOE estaría a la derecha e Izquierda Unida demasiado a la izquierda". "Somos socialdemócratas, estamos entre ambos". Este partido aspira "al espacio político que ahora ocupa el PSOE con el apoyo de muchos ciudadanos que ahora están resignados porque no existe alternativa". García Damborenea quiso alejarse de cualquier vinculación o apoyo de UGT. "Ya ha quedado muy clara la voluntad de autonomía de UGT" en referencia al último pronunciamiento en este sentido del secretario general, Nicolás Redondo.

Los promotores de Democracia Socialista aseguran que su partido será "nuevo" en muchos sentidos, al querer apartarse de las formas "arcaicas" en las que se mueven las actuales fuerzas políticas. Aunque nada dijo García Damborenea sobre cuáles serán sus fuentes de financiación concretas, aseguró que desde luego serán "legales", e intentarán dar un ejemplo de austeridad.

Siempre que no haya problemas para la definitiva legalización de Democracia Socialista, aspecto que sus promotores pusieron en duda al no descartar que en el Ministerio del Interior se les ponga trabas reglamentistas, las elecciones vascas del próximo mes de octubre serán el primer ámbito de actuación del nuevo partido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de mayo de 1990

Más información

  • El ex dirigente vizcaíno quiso evitar que un "enviado" del PSOE le arrebatara el nombre