Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid realiza un último intento para que Martín Vázquez renueve su contrato

El Real Madrid ha decidido realizar un último intento para que Rafael Martín Vázquez renueve con el club su contrato, que finaliza el próximo día 30 de junio, y no se marche a la Liga italiana. Para ello, el presidente Ramón Mendoza, que quiere utilizar todos los recursos posibles para conservar al jugador, aunque sin llegar a la cifra enorme que le ofrece el Torino, estaría dispuesto a mantener una nueva reunión con el jugador en los próximos días. El acercamiento podría realizarse a través de una persona de la confianza de ambas partes, debido a las tensas relaciones que existen en la actualidad.

"Yo con Mendoza ya no tengo que volver a hablar más". Con estas palabras, Rafael Martín Vázquez dio por cerradas sus negociaciones con el Real Madrid el pasado martes, 24 horas después de que el jugador se reuniera con el presidente del Real Madrid y de que éste le advirtiera que estaba dispuesto a hacer uso del derecho de promoción y formación que tiene sobre él al no haber cumplido 25 años.El endurecimiento de la postura negociadora del Madrid ha distanciado aún más al club y al jugador. Martín Vázquez dice estar sorprendido por la postura del Madrid. "El ambiente está muy mal", ha dicho en las últimas horas Martín Vázquez. Desde que las negociaciones para la renovación del contrato quedaron congeladas hasta final de la temporada, las relaciones entre el jugador y el club se han ido deteriorando progresivamente, aunque ninguna de las dos partes lo ha querido reconocer oficialmente.

El Real Madrid, que en todo momento ha manifestado su interés porque la quinta de El Buitre continúe unida, parece decidida a reabrir las negociaciones lo antes posible. Para ello busca utilizar todos los recursos, e incluso está dispuesto a contar con la ayuda de un hombre bueno que logre limar las asperezas que le separan del jugador.

La última conversación entre Mendoza y Martín Vázquez sólo tuvo por testigo al gerente, Manuel Fernández Trigo, quedando excluido el padre del jugador, que ha venido defendiendo sus intereses hasta ahora. La dureza negociadora manifestada por el padre de Martín Vázquez no ha sido bien recibida en el Madrid y ha sido uno de los detonantes de la ruptura. Tanto es así que el jugador ha pedido públicamente: "Me gustaría que hubiera un poco de respeto para mi padre, como yo se lo tengo a otras personas".

La reapertura de las negociaciones pasa, por tanto, por un cara a cara entre Mendoza y Martín Vázquez. Por otro lado, el presidente pidió a la junta directiva, y le fue concedido por unanimidad, mano libre para resolver este tema. Tanto es así que no se descarta que el club intente en un último gesto de buena voluntad acercarse lo más posible a la pretensiones económicas del jugador, aunque sin, alcanzar las cantidades que al parecer desde el fútbol italiano le ofrecen.

Compromisos con Italia

Para que el acuerdo pueda realizarse hay que tener en cuenta cuál es el grado de compromiso que Martín Vázquez tiene con las ofertas que ha recibido de Italia, ya que, por ejemplo, el presidente del Torino ha afirmado rotundamente: "Tengo un documento decisivo en mi mano". El grado de compromiso que ha podido adquirir el jugador lo desconoce en estos momentos el club, ya que en ningún momento ha hablado con detalle de las ofertas que tiene.Por otro lado, Martín Vázquez sigue insistiendo que hasta el próximo día 7, cuando haya finalizado el campeonato de Liga y antes de comenzar la semana de vacaciones que tiene antes de incorporarse a la selección nacional, no comunicará cuál es su decisión sobre su futuro.

Martín Vázquez no jugará hoy en el Calderón contra el Atlético por sufrir una leve lesión en un pie. Estos dos días libres antes de incorporarse al equipo para preparar el partido ante el Milan pueden ser claves en la resolución de este caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de abril de 1990

Más información

  • Mendoza está dispuesto a reunirse con el jugador, aunque éste considera cancelado el diálogo