Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NACE EL GRUPO EMPRESARIAL DEL ESPAÑOL DE CRÉDITO

La Corporación Industrial de Banesto alcanza un valor de 320.000 millones de pesetas a precios de mercado

La Corporación Industrial y Financiera de Banesto quedará constituida como una sociedad anónima con participaciones industriales valoradas en 320.000 millones a precios de mercado y una facturación consolidada en las empresas controladas por el banco de medio billón de pesetas. La nueva corporación, formada a partir de las participaciones escindidas de Banesto y de sus filiales Bandesco y Banco de Vitoria, se convierte así en uno de los primeros grupos industriales del país, con presencia en 200 empresas, lo que representa el 1% del producto interior bruto español.

La Corporación de Banesto está justificada en la necesidad de unificar decisiones y en la conveniencia de clarificar la propiedad y el valor del grupo industrial. La reestructuración se fundamenta, por otra parte, en la normativa del Banco de España sobre consolidación de estados financieros, por lo que incluye exclusivamente los valores industriales de los bancos y, de las sociedades de inversión mobiliaria y no, por el momento, las que corresponden a compañías de seguros y otras filiales y participadas industriales.Entre las principales compañías que van a conformar la futura Corporación Industrial y Financiera de Banesto destacan nueve sociedades, que absorben el 67,14% del valor del grupo grupo y en las que el banco presidido por Mario Conde dispone de una participación suficiente como para garantizar el control de la gestión.

Nueve 'perlas'

Estas compañías, que suman 150.000 empleos directos, son por orden de importancia la Unión y el Fénix (seguros), Asturiana del Zinc (minería), Acerinox (siderurgia), Petromed (petroquímica), Agromán (construcción), Auxiliar de la Construcción Sanson (cementos), Carburos Metálicos (químicas) Tudor (baterías) y Sniace (papel).

Las nueve perlas de la Corporación representan un 1,5% de la formación bruta de capital fijo y sus recursos generados han aumentado en términos reales un 12,23% a lo largo del período comprendido entre 1980 y 1988.

No obstante, todas estas cifras hubieran sido bastante mejores de no producirse la baja de Valenciana de Cementos, considerada hace unos meses en medios cercanos al banco como la verdadera joya de la corona de la Corporación. El contencioso entre Mario Conde y la familia Serratosa, actuales gestores de Valenciana, se saldó finalmente con el reparto del grupo cementero de Banesto.

El acuerdo de distribución supuso el traspaso de la matriz al grupo constituido por la familia Serratosa y la multinacional noruega Aker Norcem, en tanto que Banesto pasó a asegurar el control de Sanson, además de conseguir participaciones mayoritarias en Portland Iberia, Cementos Morata y Cementos de las Islas. Como contrapartida, la venta de las acciones que Banesto poseía en Valenciana han reportado a la entidad presidida por Conde unos ingresos de 60.000 millones de pesetas.

La formación del nuevo grupo exige como paso previo la materialización del proceso de fusión de las sociedades de cartera de Banestos, las denominadas isas, cuyas participaciones industriales pasarán a la Corporación de Banesto. De acuerdo con los objetivos enunciados por la entidad, la fusión de las isas se instrumentará mediante la absorción por Cartisa de las otras cuatros sociedades de cartera, Fintisa, Patrisa, Rentisa e Invatisa. Para ello, Cartisa ampliará su capital en 23,6 millones de acciones.

La operación se completa con la segregación de las carteras de renta variable de Banesto, Bandesco y Banco de Vitoria. Estas participaciones fusionadas con las procedentes de las isas formarán el conjunto de la nueva Cartisa que cambiará su nombre por el de Corporación Industrial y Financiera de Banesto. El banco tendrá una participación del 76,42% del capital del nuevo grupo, que dispondrá de un margen superior al 25% para dar entrada de otros potenciales socios, conservando en todo caso el control efectivo de la Corporación Industrial, con el 51%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de abril de 1990

Más información

  • Casi un 76% del grupo se concentra en nueve empresas con una facturación anual de medio billón