El Barça y el Madrid aceptan la sorprendente elección de García de Loza para la final de Copa

La premura de tiempo para editar el boletín informativo de la final de la Copa del Rey ha resultado decisiva para la designación del árbitro de dicho partido: el gallego Raúl García de Loza. El Barcelona y el Real Madrid, los dos equipos finalistas, "no han puesto ninguna pega a este colegiado", según José Plaza, presidente de los árbitros. Pero su designación fue obligada ante la falta de acuerdo entre los dos clubes en el nombre del árbitro deseado para este encuentro. El Barcelona propuso al vizcaíno Urízar Azpitarte, mientras el Madrid prefirió al salmantino Ramos Marco.

La designación de García de Loza ha causado "cierta sorpresa" incluso al propioJosé Plaza. Su nombre rememora el polémico arbitraje que protagonizó el pasado 15 de febrero en el partido de Liga entre el Madrid y el Barcelona, en el que expulsó a los jugadores azulgrana Koeman y Aloisio, y a su entrenador, Johan Cruyff, anuló un gol a su equipo, y no señaló dos penaltis al conjunto madridista. "En el Barcelona no han puesto mala cara a García de Loza", indicó Plaza.¡Vaya sorpresa! Le han colocado entre la espada y la pared", exclamó el árbitro guipúzcoano Urio Velázquez, el otro aspirante a dirigir ese partido, cuando conoció la designación de García de Loza. El tercer colegiado en condiciones para arbitrar este encuentro, el rnalagueño Martín Navarrete, tampoco pudo disimular su asombro: "Su designación nace, rodeada de polémica".

Plaza, miembro de la comisión de designación de los árbitros junto con los ex colegiados Sánchez Arminio y Martínez Banegas, reconoció, al explicar la designación de García de Loza: "No tuve opción para escoger". El árbitro de la final, según el reglamento, debe ser uno de los siete colegiados internacionales. Dos de ellos no pueden intervenir en este partido por pertenecer a los colegios territoriales de los dos equipos finalistas: Soriano Aladrén, al madrileño; y Enriquez Negreira, al catalán. Plaza concedió a los clubes la posibilidad de acordar entre ellos el árbitro de la final, pero no hubo solución porque el Madrid señaló a Ra mos Marcos y el Barcelona a Urizar Azpitarte.

Tras estos descartes, el árbi tro de la final sólo podía se García de Loza, Urío Veláz quez o Martín Navarrete. Éste último fue descartado desde un principio con la fácil excusa de

que el día antes de la final, el 4 de abril, debutará, como árbitro internacional con el Italia-Holanda sub 16. Martín Navarrete señaló que no hubiera tenido duda alguna: "Hubiera. preferido pitar la final de la Copa"."García de Loza y Urío Velázquez están bien vistos por el Madrid y el Barcelona", reconoció Plaza, quien añadió: "Estaban al 50% de posibilidades para ser designados". Pero lo que no señaló el presidente de los árbitros es que la premura de tiempo para confeccionar y editar el boletín informativo de la final de la Copa fue decisiva para García de Loza. Urío Velázquez no ha pasado las pruebas físicas a que fueron sometidos el pasado mes todos los árbitros, porque al comenzar las mismas se lesionó al sufrir una rotura de fibras. "No podíamos exponernos a designarle y que mañana, cuando tiene que hacer esas pruebas, se nos rompa", dijo Plaza. Urío Velazquez no se explica entonces porque fue designado hace unos días para arbitrar el domingo el Logroñés-Barcelona, de Liga.

Los dirigentes y jugadores del Barcelona han cambiado ahora la opinión que les mereció García de Loza tras el partido de Liga que jugaron con el Madrid. Aloisio, expulsado por el árbitro en el partido de Liga por agresión a Martín Vázquez, dijo entonces: "Si merezco ir a la cárcel, medio Madrid también", y ahora: "Espero mucha tranquilidad y un buen arbitraje del colegiado en esta Final. Tengo grabada en la memoria mi expulsión del Bernabéu y, en caso de jugar la final de Copa, trataré de evitar situaciones parecidas". Nicolau Casaus, vicepresidente azulgrana, consideró "correcta" su designación: "Es uno de esos colegiados que puede hacerlo bien".

El madridista Emilio Butragueno, por su parte, comentó: "Demasiados problemas tienen los árbitros con salir a un campo como para que hablemos de ellos antes del partido. García de Loza es un árbitro honesto y señalará lo que vea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de marzo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50