Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España debutó en el Mundial con una gran victoria sobre el campeón

España debutó con magnífico pie en el Mundial derrotando al último campeón, Yugoslavia. El veterano equipo balcánico, que dominó el marcador casi todo el partido, se vio desbordado al final por el mayor empuje físico de un equipo español que cometió fallos, pero aprovechó muy bien el bajón físico de su rival. Yugoslavia pareció llegar a límite de sus fuerzas, con Portner y Vujovic lesionados, casi sin posibilidades de decidir.La clave del encuentro estuvo en la constancia y el trabajo de un renovado equipo español, que no permitió el despegue definitivo de un contrario teóricamente superior. Yugoslavia, sin muchos lanzamientos lejanos, sí tuvo mala fortuna al estrellar más de 10 balones en los postes. El resto del trabajo lo hizo el guardameta Rico, que volvió a ser clave.

Tras los dos empates iniciales a uno y dos goles, Yugoslavia simplemente aprovechó su mayor oficio para sacar provecho de los errores de España. Así, las ventajas fueron hasta de tres goles. En la segunda parte, incluso un 9-13 pareció decisivo. Pero Cabanas, sobre todo, y otro gol de Luisón, el que ponía por primera vez en ventaja a España (17-16) fueron los hombres clave.

En el otro partido del grupo, Islandia, rival hoy de España, ganó con claridad a Cuba, 27-23. Otros resultados: A: Hungría, 19; Francia, 18. Suecia, 20; Argelia, 19. B: Rumania, 26; Corea del Sur, 24. Suiza, 13; Checoslovaquia, 12. D: URSS, 26; Polonia, 21. RDA, 26; Japón, 22.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 1990

Más información

  • BALONMANO