Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tudor comprará a la firma sueca Neste su división de baterías por 2.000 millones

La Sociedad Española del Acumulador Tudor completará en las próximas semanas la compra del 50% de la división de baterías de Neste, fabricante sueco que cuenta con un total de cinco centros de producción repartidos por los países escandinavos y Austria. El precio de la operación se ha rijado en torno a los 2.000 millones de pesetas.

La compra de Neste ha sido negociada durante los últimos meses a través de la empresa alemana Hagen, integrada también en la órbita de Tudor. El consejo de administración de la compañía española aprobó la operación -respaldada por su principal accionistas, Banesto- en una reunión celebrada con carácter extraordinario el pasado viernes, día 16. La inversión tiene por objeto contrarrestar la posición de liderazgo que ostenta la multinacional alemana Varta dentro del mercado europeo de baterías.La división de baterías de arranque e industriales de Neste aportará a Tudor un volumen de negocio estimado en una cifra aproximado de 12.000 míllones de pesetas, generado a través de cinco fábricas, estratégicamente situadas en Noruega, Finlandia, Austria y dos en Suecia.

Reestructuración

La empresa escandinava registró el pasado ejercicio unas pérdidas de 1.500 millones de pesetas, si bien la mayor parte de los números rojos son consecuencia de costes de reestructuración derivados del proceso de saneamiento efectuado por la compañía en los últimos años. Las negociaciones con Neste contemplan también la posibilidad de queTudor amplíe en un futuro su inversión a la totalidad de esta división de Neste, cuyo valor se ha estimado en 4.000 millones de pesetas.Tudor ha orientado su estrategia con una clara proyección inversora en los mercados internacionales, principalmente en el norte y centro de Europa. El máximo exponente de esta política de expansión fue la adquisición a finales de 1988 de Hagen Batterie, tercer fabricante de baterías de la RFA, con un volmen de facturación de 16.000 millones de pesetas.

La empresa controlada por Banesto invirtió en Hagen un total de 5. 100 millones de pesetas, incluyendo la compra, a través de la empresa alemana, de una fábrica de baterías estacionarias situada en la Bretaña fancesa. La factuación de la empresa matriz española, sin incluir el resto del grupo, se situó el pasado año en 38.000 millones de pesetas.

Tanto el presidente de la empresa española, Antonio Sáez de Montagut, como el consejero delegado, José María Isardo, significaron en su momento que la compra de Hagen supondría la consolidación de Tudor en el segundo puesto del ranking sectorial. Desde entonces, la meta de la compañía no es otra que competir con Varta por el liderazgo del mercado europeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de febrero de 1990

Más información

  • La operación ya ha sido aprobada por la empresa