El Banco Central reanuda la relación comercial con Conycon y le otorga avales para licitación de obra

El Banco Central ha otorgado avales a Construcciones y Contratas (Conycon) para sus nuevos proyectos de licitación de obras, que hasta ahora, Y y sobre todo en el último año, eran garantizados por el grupo Santander. La toma de control en Conycon por parte de las hermanas Koplowitz ha sido el detonante que ha facilitado esta relación comercial entre el banco presidido por Alfonso Escámez y la compañía constructora de la que depende Cartera Central, primer accionista, a su vez, del propio Banco Central.

El aval del Banco Central fue solicitado directamente a Alfonso Escámez a instancias de la propia presidenta ejecutiva de Construcciones y Contratas, Alicia Koplowitz. Aunque el importe de esta garantía bancaria no ha podido ser desvelada, existe la certeza (le que Escámez ha ofrecido a la empresa todo su apoyo para cualquier tipo de operación que exija el respaldo del banco. El aval asegura la ejecución de obra por parte del contratista en su relación comercial con el cliente y dentro del sector de la construcción constituye una práctica cotidiana sobre todo en la licitación pública, donde representa una verdadera condición indispensable.En los últimos meses, el banco amigo de Conycon ha venido siendo el grupo Santander, entidad que también participa en el capital de Fomento de Obras y Construcciones (FOCSA), sociedad integrada en el holding de Construcciones y Contratas. Las buenas relaciones de amistad personal entre la familia Botín y los Albertos se han traducido en no pocas ocasiones al mundo de los negocios, pero después de la reestructuración interna registrada en el grupo de Construcciones y Contratas la situación dentro de la empresa constructora es bien distinta.

De ahí, precisamente, que las hermanas Koplowitz se hayan visto obligadas a recurrir a Alfonso Escámez, en una gestión que, sin duda, representa la punta del iceberg para futuras operaciones conjuntas. Fuentes del Banco Central han manifestado al respecto que la "norma de la casa consiste en no confirmar ningún tipo de información referida a operaciones de clientes", en una declaración oficial que no contradice para nada la actitud receptiva con la que el propio Alfonso Escámez acaba de mostrarse públicamente ante sus socios del grupo Construcciones y Contratas. La concesión directa y personal del mencionado aval bancario ha sido la primera traducción práctica de la colaboración anunciada por ambas partes.

Dentro de este marco de actuación, la reanudación de relaciones comerciales supone, sin duda, una garantía de futuro para resolver el contencioso abierto entre Cartera Central y el Banco Central. Por lo pronto, las hermanas Koplowitz sé han erigido, de hecho, en principales interlocutoras de Alfonso Escámez, recuperando para su empresa la confianza de la entidad bancaria.

No hay que olvidar que Cartera Central, con el 12% del capital del Banco Central, es una sociedad controlada mayoritariamente por Construcciones y Contratas Internacional, empresa que, a su vez, depende de Conycon, donde Alicia y Esther Koplowitz tienen el 98% de las acciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50