Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho árbitros lesionados en un control físico

Ocho árbitros de la categoría especial y de la Segunda División B se lesionaron durante las pruebas físicas a que fueron sometidos ayer en unas instalaciones municipales de Madrid. Sus dirigentes se mostraron satisfechos con los resultados. Amuátegui Roca, director de un hospital en Castellón, consiguió los mejores, mientras Mazorra Freire y Díaz Agüero rebasaron el tiempo mínimo en las carreras de velocidad, por lo que no dirigirán partidos en tanto no las superen.

Debido a su lesión, el guipúzcoano Urío Velázquez, de la categoría especial, ha, tenido que ser sustituido en el encuentro que iba a arbitrar el próximo domingo. Su mala suerte podría impedir su debú internacional tres días después. Calvo Córdoba, del mismo nivel, tampoco podrá actuar en la próxima jornada como juez de línea. "Sus lesiones no son graves, como tampoco las de sus compañeros", informó la doctora Pilar Plou, de la mutualidad de la federación. Abundaron las pequeñas roturas fibrilares y hubo varias contusiones y golpes en los tobillos. "Los percances se han derivado de un calentamiento insuficiente e inadecuado", matizó.Los árbitros son sometidos en sus colegios regionales a un control físico y médico a principios de temporada y, mediada la misma, se repite el chequeo a nivel nacional, aunque la federación pretende aumentar el seguimiento. Se trata de cinco pruebas, cuatro de velocidad y una de resistencia, "las mismas que exigen la FIRA, y la UEFA para los internacionales", según explicó José Plaza, el presidente de aquéllos. Las de velocidad consisten en dos series de 50 metros y otras tantas de 200 en unos tiempos máximo de 7.5 segundos y 35, respectivamente. La de resistencia, en correr durante 12 minutos 2.600 metros al menos.

El director del Hospital de la Magdalena, de Castellón, el doctor Ansuategui Roca, a quien todos califican como el árbitro español con mayor proyección, ganó las pruebas de 50 y 200 metros con 6.5 y 25.5 segundos y fue el segundo en la de resistencia al correr 3.500 metros en los 12 minutos. Otros árbitros con excelentes resultados fueron Díaz Vega y Vico Díaz. Este último aminoró su marcha en la prueba de resistencia para no distanciarse del internacional Urízar Azpitarte y, en un insospechado acto de compañerismo, animarle. Vico Díaz llamaba a su colega por su nombre vasco, Ibon. Y es que Urízar se quejaba de las molestias que le produce el aumento del índice de ácido úrico.

Mazorra Feire y Díaz Aguero invirtieron en las pruebas de 50 metros un tiempo superior a los 8 segundos. El primero de ellos justificó las dificultades que tiene en superar los controles de velocidad en un temporal exceso de peso.

El cese de Plaza

El seguimiento de ayer, realizado en unas instalaciones municipales de Madrid, estuvo rodeado de un ambiente de despedida para Plaza, que anunció su cese para el próximo 6 de mayo. Su presencia motivó que Brito Arceo, Caetano Bueno y Sáez Dahan, quienes han pedido la excedencia mientras Plaza siga en su cargo, no acudieran a las pruebas aduciendo problemas de trabajo, según hicieron constar por telegrama. Otro de los cabecillas de la oposición a Plaza, Pes Pérez, no gastó tiempo ni dinero en explicar su ausencia. Otros tres colegiados de la categoría especial también adujeron problemas laborales para no acudir: Benavente Garasa, Merino González y Sánchez Molina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de febrero de 1990

Más información

  • Mazorra Freire y Díaz Agüero no superaron algunas de las pruebas realizadas en Madrid