Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos denuncian las presiones gubernamentales

Los tres sindicatos mayoritarios en Radiotelevisión Española (RTVE) criticaron ayer por medio de sus dirigentes las presiones gubernamentales sobre los servicios informativos en la etapa de Luis Solana al frente del Ente Público. Uno de estos sindicatos, la Asociación Profesional Libre e Independiente (APLI), ha llegado a solicitar la dimisión del director general, mientras que CC OO califica de "calamidad" su gestión y UGT pide un cambio en el sistema que garantice a los profesionales un mayor control sobre la información.Joaquín Aguilar, vicepresidente de APLI, manifestó ayer: "Como defensores de una televisión pública no podemos estar de acuerdo con la parcialidad de los infórmativos". Francisco Andújar, de UGT, señaló que su sindicato no centra su crítica en el director general de turno sino en el sistema. UGT considera que "mientras no se elabore un estatuto de la redacción, los informativos no podrán alcanzar los niveles de veracidad y objetividad necesarios". Para Jaime Martínez, de CC OO, "Solana lo ha hecho muy mal y se ha plegado al Gobiemo".

Por otro lado, una amplia representación de los Servicios Informativos de TVE ha descalificado duramente la le stión de Diego Carcedo al frente de dicho servicio. Las críticas se centran en un doble problema, político y profesional, que, según los profesionales consultados por este diario, ha provocado un "absoluto deterioro de todos los informativos de TVE". Las tensiones que vive Torrespaña desde hace algunos meses han aumentado con la dimisión, aún no oficial, de la subdirectora de informativos diarios, Montserrat Nebot, y con la decisión de no retransmitir en directo la comparecencia del vicepresidente Alfonso Guerra en el Congreso el pasado 1 de febrero. Las gestiones para comunicar ayer con Carcedo fueron infructuosas y desde su despacho se informó que estaba de viaje.

Diferencias

Por su parte, Monserrat Nebot presentó su dimisión al director de informativos, Diego Carcedo, el 25 de enero. Nebot, según fuentes de Torrespaña, pactó con Carcedo un compás de espera hasta el próximo día 15, momento que en un principio se iba a decidir oficialmente sobre la continuidad de Luis Solana como director general de RTVE, fecha que finalmente se ha adelantado al día 9. Las diferencias entre Nebot y Carcedo estriban, según las mencionadas fuentes, en "el profundo descontento profesional de la subdirectora de informativos", en que "no goza de la confianza" de Carcedo y en que no "está de acuerdo en el sistema de trabajo que se sigue en los informativos".

Montserrat Nebot presentó su dimisión antes de la decisión de la dirección de RTVE de no retransmitir en directo la comparecencia de Guerra en el Congreso. El debate fue la gota que desbordó el malestar de los informativos. Unos 100 profesionales de TVE dirigieron una carta a Carcedo en la que denunciaron las presiones gubernamentales. Montserrat Nebot no firmó esa carta, ya que había dimitido.

Los profesionales consultados por este diario pidieron permanecer en el anonimato. "Hemos vuelto a los viejos tiempos y tenemos incluso miedo de hablar entre nosotros", afirmó uno de ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de febrero de 1990

Más información

  • La subdirectora de información dimitió seis días antes del debate sobre el 'caso Juan Guerra'