Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hidrola, Iberduero y la Empresa Nacional de Electricidad quieren la mayoría en FECSA

El presidente de FECSA, Luis Magaña, desveló los contactos que la empresa eléctrica mantiene con otras sociedades del sector y con algún potencial socio extranjero. "Hidrola, Iberduero, Ensidesa y dos sociedades extranjeras, una alemana y otra belga, están interesados en tomar un participación de control" señaló el presidente de FECSA; aunque, a su vez, desmarcó del proceso a una de estas sociedades al añadir que "el sector público no es comprador, según ha declarado repetidamente el propio Feliciano Fuster, presidente de ENDESA". Para los gestores de la empresa eléctrica, la entrada de un socio extranjero en el accionariado de la compañía no supondría un perdida de identidad, aunque es preferible que de "momento la reordenación del sector se realice entre empresas españolas hasta reducir el sobredimensionado mapa eléctrico hasta tres o cuatro compañías por medio de un proceso de fusiones". Para Magaña, la patronal del sector, UNESA, ha demostrado que no es un foro válido ya que los presidentes de las compañías no han sido capaces de mantener un diálogo sincero capaz de acelerar el necesario proceso de concentración.

FECSA estima unos beneficios esperados superiores a los 13.000 millones de pesetas para 1990, lo que supone un 5,3% sobre el capital nominal de la compañía. Los activos totales de la eléctrica al final de 1991 serán de 691.621 millones con una deuda exigible de 370.000 millones. Sobre el ejercicio del próximo año, la sociedad estará en posición de distribuir un dividendo creciente desde el 7% a uno superior al 12%, según asegura el informe de proyección financiera de la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 1990