El martes se produjeron las dos primeras muertes por droga en 1990

Dos personas fueron encontradas el martes en Madrid, muertas por presuntas sobredosis de droga. Una de ellas, Óscar D. E., de 22 años, murió en su propio domicilio, en el distrito de Carabanchel, sobre las 22 horas. La madre del joven drogadicto llamó por teléfono a la Policía Municipal solicitando ayuda para su hijo, que, según sus palabras, se encontraba muy mal.Cuando la dotación de un coche patrulla llegó a la casa, el joven había muerto. Los agentes sólo pudieron trasladar su cadáver al Instituto Anatómico Forense.

El segundo fallecido es Álvaro T. G., de 31 años, quien fue encontrado en grave estado en la escalera de un edificio de la calle de Borja, en el distrito de Latina. Una jeringuilla usada estaba en el suelo, cerca del cuerpo. Fueron los vecinos del inmueble quienes avisaron a la Policía Municipal. El joven murió al poco tiempo de ser ingresado en el hospital Gregorio Marañón.

Un diputado del PP en la Asamblea de Madrid, Ismael Bardisa, ha presentado una pregunta al Gobierno regional. Bardisa quiere saber las actuaciones acometidas para atajar el clima de inseguridad ciudadana que reina en numerosos barrios y pueblos de la región, que ha provocado la creación de patrullas vecinales de protección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de enero de 1990.