Aker afirma que posee el 24,8% de Valenciana, mientras Banesto insiste en que supera el 25%

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) "verifica" a través de sus servicios jurídicos la participación real que el grupo noruego Aker Norcem posee en Valenciana de Cementos. Después de la compra el pasado lunes de casi 1,6 millones de acciones de la cementera por parte de la firma nórdica, Banesto envió ayer un escrito a la CNMV en el que asegura que la participación total de Aker Norcem en Valenciana supera el 25%, lo que exigiría la realización de una OPA. La CNMV pidió ayer al grupo noruego información y Aker respondió que su participación es del 24,82%.

Más información

El presidente de Banesto, Marío Conde, manifestó ayer a este diario que "la CNMV no se ha manifestado sobre el caso, que lo está examinando y que se pronunciará sobre el mismo en breve plazo".La contradicción de las informaciones remitidas ayer a, la CNMV por Banesto y Aker ha obligado al máximo organismo de control bursátil a emprender una verificación técnica que permita comprobar el alcance real de la participación que el grupo noruego posee en Valenciana de Cementos.

La compra de 1.536.625 acciones de la cementera por parte del grupo escandinavo va a modificar el control efectivo de Valenciana de Cementos que hasta ahora, estaba en manos de Banesto. Banesto ha solicitado la anulación de la venta, realizada a instancias de la familia Serratosa, y ha advertido también a Aker Norcem de las responsabilidades que la operación puede acarrearle en su calidad de entidad compradora.

Según ha señalado Arturo Romaní, consejero responsable del área industrial de Banesto, la participación total, directa e indirecta de Aker, supera sensiblemente el 25% de Valenciana de Cementos, lo que implicaría la obligación legal de realizar una oferta pública de adquisi ción de acciones (OPA).

Según Banesto, el grupo ce mentero del banco nucleado en torno a Valenciana de Cementos (véase cuadro adjunto) está estructurado como un enjambre de participaciones cruzadas, de tal forma que la autocartera de Valenciana repartida entre algunas de sus filiales confiere una participación adicional que sumada al 24,82% reconocido por Aker elevaría la posición accionarial del grupo nórdico por encima del umbral mínimo exigible para el lanza miento de la OPA.

Además, Banesto está analizando la posibilidad de que exclusivamente la participación directa de Aker sobrepase la cifra mágica del 25%. De hecho según los estudios manejados por Banesto, la participación total del grupo escandinavo -sumando las acciones adquiridas el lunes al 11,3% inicial que poseía anteriormente- representa un total de 2.818.082 títulos, lo que supone un 25,0019% sobre el capital de Valenciana de Cementos, que es de 11.271.451 acciones. En esta cifra no se incluyen un total de 70.369 títulos, que corresponden a la autocartera directa del 0,62% que tiene ahora Valenciana.

Fuentes cercanas a los vertdedores negaron todos estos hechos y señalaron que la opcración, por valor de 30.800 milones de pesetas, establecía en el 24,82% la participación de Aker en Valenciana, como se había comunicado a la CNMV. Estas mismas fuentes negaron la existencia de pactos de sindicación de acciones entre Aker, la familia Serratosa -que sigue teniendo un importante paquete accionarial- y la familia Garnica de forma que se controlara la sociedad.

Para estas fuentes, el objetivo es "formar un grupo independiente que sirva a todos los accionistas y entidades integradas en el grupo como entes jurídicos independientes que no dependan de orientaciones extrañas". Y la fórmula diseñada pasa por obtener una plusvalía cercana a los 17.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de noviembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50