Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"No hay coordinación entre las líneas del equipo", afirma Baltazar

"No existe la debida coordinación entre las líneas del equipo". Ésta es la causa, según Baltazar, de que el Atlético de Madrid haya sufrido dos tropiezos consecutivos ante el Valladolid y Osasuna y perdido su condición de líder de la Liga. El delantero internacional brasileño llevaba marcados nueve goles a estas alturas de la temporada pasada, en la que, con 35 en total, se alzó con los títulos de máximo realizador del torneo español y de bota de bronce europea tras los rumanos Mateut, con 43, y Coras, con 36. En la actual, sin embargo, sólo suma dos. La diferencia es notable. "Lo más terrible no es que uno falle las ocasiones de marcar que tenga, sino que ni siquiera cuente con ellas", afirma refiriéndose al momento que atraviesa su conjunto.Baltazar es consciente de que sus compañeros y él tienen un porcentaje de culpabilidad en los recientes reveses del Atlético. Pero también denuncia que la responsabilidad parte del técnico, Javier Clemente. Por eso fue el único jugador que se atrevió a hacerle algunas puntualizaciones. "Él ha admitido que se equivocó en su planteamiento defensivo frente a Osasuna. Nosotros nos hemos equivocado ígualmente. Pero, a mi entender, algo es evidente: lo que nos va es el contraataque. Los delanteros estamos actuando demasiado distanciados de los centrocampistas y los defensas pretenden enlazar con nosotros prescindiendo de ellos. No hay coordinación entre las líneas. Yo creo que los puntas, en vez de presionar tanto allá arriba, que no es lo que más se adapta a nuestras características, deberíamos bajar un poco para apoyar a los medios y ser apoyados por ellos. Así contaríamos con más oportunidades. Y es que, para mí, lo terrible no es fallarlas, sino no tenerlas. Algunos encuentros no los he terminado desesperado, pero sí muy molesto porque es lastimoso disponer tan sólo de dos o tres".

Baltazar estaba muy bien servido en la campaña anterior por Tomás y Manolo, por la derecha, y Orejuela y Futre, por la izquierda. Pero Clemente ha antepuesto en la presente la garra a la técnica en las alineaciones. "La cobertura ha mejorado, sí. Pero, si no marcamos goles...", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de octubre de 1989