Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delgado correrá Vuelta y Tour el próximo año

El equipo Banesto firma para la que correrán los componentes del Reynolds el próximo año, ultima la preparación del calendario de carreras. Delgado, que será el jefe de Mas, correrá la Vuelta a España y el Tour de Francia. Banesto, sin embargo, se planteó la posibilidad de contratar al gallego Alvaro Pino y afrontar, con algunos fichajes más de menor entidad, la disputa de las tres grandes (Vuelta, Giro y Tour). El regreso de Delgado al Giro no parece probable hasta 1991. La principal novedad radicará en que Miguel Induráin correrá la Vuelta como jefe de filas.

, "Miguel Induráin está madurando como ciclista y va llegando el momento de que afronte retos importantes. Él está enamorado especialmente de la Vuelta a España y hay que buscarle objetivos claros", señaló José Miguel Echávarri, director deportivo del equipo, quien apuntó que "dada la experiencia de éste último Mundial y las características de los españoles, deberíamos afrontar el reto de que Induráin podría convertirse en jefe único de una selección española cara al Mundial. No deberíamos perdonarnos el no ganar un Mundial con Induraín". Sobre el papel de Delgado en la Vuelta a España, agregó: "Comoquiera que hay que, repartir papeles, el jefe debe ser Induráin, pero sin olvidar que, una vez que se conozca el recorrido, puede resultar que sea más beneficioso para la forma de correr de Delgado".Banesto no afrontará, en principio, las tres grandes y, dado que es el primer año de experiencia con el nuevo patrocinador, se inclinará por Vuelta y Tour.

Dietzen

Raimund Dietzen, seis meses después de sufrir el grave accidente de la Vuelta a España, ha reaparecido en la Vuelta a La Rioja, según informa Ovi Alberola. El fuerte golpe en la cabeza que sufrió le ha dejado alguna secuela: "He perdido memoria, no recuerdo palabras españolas y tampoco algunas alemanas". Tras terminar con esfuerzo la primera etapa ayer llegó fuera de control en la segunda, con otros 32 corredores. Para tomar la salida, Raimund Diezten se colocaba cada día una protección especial en la cabeza, un casco que él despreciaba antes del accidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de septiembre de 1989

Más información

  • CICLISMO