Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

'Cinema-vérité" sobre los niños con sindrome de Down, en el primer canal

En fechas recientes la cadena norteamericana ABC puso en antena una serie familiar, La vida sigue, que hubiera sido una más en su género de no ser por el inusual carácter del protagonista: un chico de 18 años afectado por el síndrome de Down, históricamente conocido como mongolismo. La existencia de una experiencia así no es ajena a ciertos intentos televisivos de explicar mejor las características de esta minusvalía, como lo ha hecho con seriedad el tv-movie que hoy introduce Estrenos-TV, Niños como éstos, basado en la propia experiencia de la guionista Emily Perl Kingsley.

Niños como éstos es la historia de una mujer que intenta durante años hacer de su hijo, afectado por el síndrome de Down, un niño normal, hasta asumir que su retraso mental es irreversible y que su hijo es diferente, y como tal ha de aceptarlo. "Quería escribir la historia de una madre que aprende a querer a su hijo por quien es, no por el que ella quiere que sea", dice Emily Kingsley. Tampoco quería que el filme se convirtiera en la fórmula tragedia de la semana en que a menudo se convierten los telefilmes sobre niños minusválidos. Esos telefilmes que terminan con un final feliz y que, a juicio de Kingsley, no responden a la realidad de esos 10.000 niños con el síndrome de Down que nacen en Estados Unidos cada año.Con este mismo objetivo de afrontar la realidad, cinco niños con el síndrome de Down interpretan a Alexander, el protagonista, en varías etapas, de su vida. "La idea", afirma Kingsley, "era mostrar a América de qué modo estos niños se alejan de los estereotipos sobre ellos".

Otro punto interesante de este drama, en el que la crítica norteamericana ha elogiado su inusual cuidado y rigor en la información, es que habla de la primera generación de niños con el síndrome de Down no instítucionalizada. La primera proposición que la pareja protagonista -Tyne Daly y Richard Crenna- recibe del doctor que les revela que su hijo es una víctima de esta enfermedad es que ingresen al niño en una institución y digan a sus amigos que el niño murió durante el parto.

Niños como éstos, que Kingsley y Allan Sloane, su colaborador en el guión, tardaron dos años y medio en escribir, ha sido producida por la compañía creada por Georg Stanford Brown, director de cine, y por su mujer, Tyne Daly, heroína de muchas mujeres por su papel en la serie de policías Cagney y Lacey (en emisión por TV-3). Junto a Tyne Daly y Richard Crenna, interviene Martin Balsam.

Niños como éstos se emite a las dos de la madrugada por TVE-1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 1989