Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un jefe de los Hare Krishna Krishna, acuchillado en Barajas por un miembro de su secta

EL PAÍS, El responsable de la secta Hare Krishna para América Latina -de quien se desconoce aún la identidad, aunque se hace llamar Swani Japataca-, fue acuchillado ayer en la terminal de vuelos nacionales del aeropuerto de Madrid-Barajas por el adepto a su congregación Santiago laffa Sancho, de 33 años, nacido en Argentina y nacionalizado español. Según confirmó la comisaría del aeropuerto, la víctima, que recibió un profundo corte en el cuello producido con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, se encontraba ayer ingresado en la Unidad de Cuidados Intensívos de La Paz.

laffa, que se autolesionó con un cuchillo antes de entregarse a la Guardia Civil, permanecía ayer detenido junto con otras cuatro personas relacionadas con la secta.

Alrededor de las once de la mañana de ayer, Iaffa abordó a Japataca en las inmediaciones de los mostradores de facturación de equipaje del puente áereo Madrid-Barcelona. Inmediatamente extrajo de su túnica azafranada un cuchillo -"parecido a los utilizados en las pescaderías", según señalaron a EL PAÍS dos testigos presenciales-, con el que asestó al dirigente de la secta varias puñaladas.

Los detenidos son el español José Herminio Soto Díaz y el costarricense Rafael Méndez Chan, adeptos a la secta que acompañaban a Japataca, y los franceses Natalie Mounicot y Olivier Theunynck, que acudieron al aeropuerto junto a laffa, aunque no participaron en la agresión, tras haber asistido a una fiesta de los Hare Krislina celebrada el pasado día 26 de Agosto en Brihuega (Guadalajara), informa la agencia Efe.

La agresión estuvo motivada por la política de Japataca de forzar a miembros de la secta a pedir dinero por las calles, según declaraciones recogidas por Efe entre los implicados en la agresión. Varias personas que trabajan en la terminal nacional señalaron a este periódico que los Hare Kirshna suelen acudir al aeropuerto, donde solicitan donativos para su secta.

Fuentes de Iberia precisaron que ninguno de los detenidos tenía billete para embarcar en los vuelos de la compañía,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de septiembre de 1989