La lluvia causa inundaciones en algunas zonas del estadio Olímpico

La lluvia caída en Barcelona en los últimos días ha puesto al descubierto varias deficiencias en el estadio Olímpico de Montjuïc, a tan sólo una semana del inicio de la Copa del Mundo, según señalaron a este diario fuentes próximas a la organización de esta competición. Los desperfectos no pudieron ser contrastados por este periódico, dado que el Ayuntamiento de Barcelona, y posteriormente AOMSA, empresa constructora del estadio, se niegan a facilitar el acceso de periodistas a las zonas presuntamente afectadas.El propio alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, admitió ayer, a su regreso de San Juan de Puerto Rico y tras visitar el estadio Olímpico, la existencia de goteras, que han inundado principalmente los vestuarios. Maragall, sin embargo, restó importancia a los desperfectos argumentando que antes de la inauguración oficial, que se celebrará el próximo viernes con la Copa del Mundo, se realizarán "mejoras en la superestructura del estadio". Tras destacar las "extremas medidas de seguridad de que dispone", el alcalde añadió: Los estadios que se construyan a partir de ahora se harán como el de Montjuïc".

Goteras en la tribuna

Fuentes próximas a la Federación Española de Atletismo insistieron en su preocupación por el estado en que se encuentran, principalmente, la sala de prensa y varios despachos, como el del control antidoping y, especialmente, el del comité de apelación, en el que se tuvo que achicar gran cantidad de agua. Las goteras han afectado también a otras zonas -la mayoría en el interior de la tribuna principal-, y existe el temor de que, en caso de lluvia, los accesos al estadio, ya muy problemáticos, se conviertan en un auténtico barrizal.

También han sido detectados otros problemas técnicos como la falta distribución, en la pista, de las torres de luz, y la deficiente ubicación de varios altavoces de megaÍbriía que impiden una perfecta visión desde la primera fila de la tribuna inferior.

Operarios que ayer instalaban los equipos técnicos de TVE manifestaron que las condiciones de trabajo resultaban muy difíciles, a consecuencia de las goteras y también de los constantes cortes de luz.

La Copa del Mundo congregará a un total de 1274 periodistas y 34 cadenas de televisión. El presupuesto asciende a 287 millones de pesetas, y el precio de las entradas oscila entre las 2.000 y 4.000 pesetas -un abono por los tres días de competición-, y las 1.000 y 2.000 por una localidad.

La organización espera íngresar unos 72 millones de pesetas en concepto de entradas, mientras que el resto del presupuesto será cubierto con aportaciones de la Federación Internacional de Atletismo, el COOB y los patrocinadores. Hasta el momento han sido retiradas 32.000 entradas sobre un total de 60.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de septiembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50