Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La invasión extranjera

El banquillo de los equipos españoles, especialmente el de los equipos que disponen de más recursos económicos y, al mismo tiempo, los que compiten en las distintas copas europeas, está abonado a los entrenadores extranjeros.El Real Madrid, campeón de Liga, ha contratado al galés John Benjamin Toshack en sustitución del holandés Leo Beenhakker. El Barcelona, titular de la Recopa, renovó el contrato al también holandés Johan Cruyff, mientras que el Valladolid, que participará en el torneo continental de los campeones de Copa por haber disputado la final de esta competición, ha sustituido al argentino con pasaporte chileno Vicente Cantatore por el yugoslavo Josip Skoblar. Y de los tres equipos que esta temporada participarán en la Copa de la UEFA, sólo uno, el Atlético de Madrid, dispone de un técnico español como es el caso del vasco Javier Clemente. El Valencia continúa confiando en el uruguayo Víctor Espárrago, de la misma forma que el yugoslavo Radomir Antic sigue en el Zaragoza.

La invasión extranjera continúa con Cantatore, que ha fichado por el Sevilla, y acaba en el Athlétic del británico Howard Kendall. En total, siete de los 20 banquillos españoles, curiosamente los más apetecibles, estarán ocupados por entrenadores foráneos.

Los resultados pueden ampliar todavía más la lista, especialmente en los equipos modestos, ahora dirigidos por técnicos españoles preferentemente vascos. En los últimos 10 años, se han producido 86 cambios de entrenador, 17 de ellos durante la pasada temporada (el Atlético prescindió de Maguregui, Atkinson y Addison; el Betis de Ríos y Re; el Cádiz de Senekovitch; el Elche de Mesones y Kubala; el Logroñés de Irureta y Aimar; el Málaga de Luis Costa; el Sevilla de Azkargorta; el Español de Clemente y Mauri; el Murcia de Duna¡ y Maguregui; y Toshack abandonó la Real Sociedad tras llegar a un acuerdo con el Madrid). Nueve de los 17 son extranjeros.,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de agosto de 1989