Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Central suspende la negociación con Interdealers para la toma de un 30% del capital de la instrumental

El Banco Central y la sociedad Interdealers han decidido suspender la negociación para la toma de una participación de hasta el 30% del primero en el capital de la instrumental, que se ha transformado en sociedad del mercado de valores, dijeron fuentes involucradas en la negociación. El motivo de esta decisión es el criterio, por el momento inflexible, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de limitar a una las sociedades del mercado en las que puede participar un grupo bancario.El criterio aplicado por la CNMV ha llevado al Banco Santander a retirar la solicitud de Participación del Santander de Negocios en una sociedad y al Banco Bilbao Vizcaya la efectuada para que Banca Catalana interviniera en otra.

La CNMV admitiría la presencia de un grupo bancario en más de una sociedad en el supuesto de que las áreas geográficas fueran excluyentes, pero para ello exige que una de las dos sociedades renuncie a su interconexión con el sistema de bolsa única. El otro supuesto sobre el que se podría autorizar la dualidad sería que las actividades fuesen excluyentes, dando a una sociedad renta variable exclusivamente y a la otra renta fija exclusivamente. Hasta ahora, las entidades no han estado dispuestas a excluirse del mercado nacional o excluir ciertas actividades.

Este ha sido el caso del Banco Central, cuya presencia en Dinver ha terminado por excluir la participación en Interdealers, ya que no estaba dispuesto a limitar áreas geográficas o determinar actividades excluyentes.

Retirada de Shearson

Sin embargo, el problema más complejo y sofisticado es el de la retirada transitoria de Shearson Lehman del capital de Dinver, al vender con pacto de recompra su participación del 7% en esa sociedad al Banco Central.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores señaló a Shearson que debía renunciar a efectuar transacciones de naturaleza financiera a través de Shearson Sociedad Anónima Española que involucraran, por ejemplo, el aseguramiento de una colocación de acciones de una empresa española en el extranjero, aunque ese aseguramiento quedara contablemente asentado en los libros de la sociedad en el extranjero. Tampoco podría mantener como sociedad anónima española la canalización de inversiones de extranjeros en las bolsas españolas.

La advertencia complementaría de la CNMV fue que, para mantener estas operaciones, Shearson debía convertirse en agencia del mercado de valores o en sociedad del mercado de valores. Los criterios aplicados por la CNMV no han sido sólo para Shearson, la misma negociación se ha encarado con otras dos entidades; Merryl Lynch y Morgan Securities.

Los criterios usados por la CNMV son diversos. El primero es que Shearson, como sociedad anónima, debe adquirir naturaleza de sociedad financiera para mantener su actual actividad de intermediación, puesto que debe quedar sujeta a la inspección y mecanismos cautelares establecidos ahora por la ley del mercado de valores. El segundo es que, aunque las operaciones queden asentadas en libros contables extranjeros, se desarrolla una actividad de intermediación, y que las operaciones financieras originadas en España o destinadas a España no pueden quedar exentas de control.

Un portavoz de Shearson dijo a EL PAÍS que, efectivamente, la CNMV le había solicitado que definiera la transformación de la SAE en agencia o sociedad del mercado de valores. Esta solicitud les llevó a vender con pacto de recompra su participación en Dinver "mientras se estudiaba una decisión estratégica para el mercado español".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de julio de 1989